Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Sin viajar a Corrientes: la nueva postura de Alberto Fernández sobre los incendios

El Jefe de Estado no irá a Corrientes pero mantendrá su postura desde Buenos Aires.

<


Frente a las más de 800.000 hectáreas quemadas en Corrientes por los incendios forestales, el Gobierno nacional movilizó al ministerio de Ambiente para que detenga el avance de las llamas lo antes posible puesto que las pérdidas económicas son cercanas a los 26.000 millones de pesos y contando. Sabiendo esto, desde la oposición exigían que el presidente, Alberto Fernández, tome una postura y eso mismo sucedió.

Según informó NA, el jefe de Estado no tiene previsto viajar a Corrientes, provincia que tiene el 10% de su superficie quemada por el fuego, en los próximas días. A su vez, remarcaron que el nuevo rol del presidente en el caso es el de «monitoreador permanente» sobre lo que sucede además de que constantemente está en contacto con Juan Cabandié, ministro allí, y Gustavo Valdés, gobernador.

En este mismo sentido, aclaran que el monitoreo está en el trabajo que viene realizando el ministerio en conjunto con los brigadistas del lugar y como avanzan sobre las llamas. Además, está dispuesto a enviar más bomberos en caso de que sea necesario aunque por agenda no podrá ir allí. Por el contrario, si asistió en la Costa Atlántica y atajó penales, donde no había problemas tan serios como en el norte del país.

Por otra parte, la comunicación del mandatario tiene dos partes. Por un lado con el gobernador de Corrientes para saber como se encuentran trabajando y por otro con Juan Cabandié o Sergio Federovisky, para saber en profundidad que más hace falta para frenar los incendios. Se estima que desde el próximo lunes caigan lluvias en la zona y eso alivie el trabajo de los brigadistas.

¿Se lava las manos o está todo controlado?: la medida de Alberto Fernández

Esta decisión del mandatario argentino puede interpretarse de dos maneras. Por un lado considerar que se está lavando las manos con el problema y no quiere dar la cara sobre lo que está ocurriendo sino que lo delega a sus ministros mientras que por otra parte puede considerarse que no hace falta su presencia allí porque no aportaría mucho a la detención de las llamas sobre Corrientes. En cualquiera de los dos casos, Alberto Fernández se quedará en Casa Rosada para avanzar con el acuerdo del FMI.