Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

ECONOMÍA

#SWIFT: de qué se trata y por qué es temida por Rusia

En que consiste esta sanción económica que podría tener implicancias históricas para la nación de Vladimir Putin.

<

Hoy el mundo se despertó con el primer bombardeo de Rusia a Ucrania y una de las principales preguntas es si este accionar por parte del Gobierno de Vladimir Putin tendrá algún tipo de sanción. Según indicó la agencia de noticias CNN, se llevarán a cabo represalías nunca antes vistas, entre las cuales hay una que genera el mayor miedo. Se trata del Swift y se conoce con el nombre de «opción nuclear».

Si se lleva a cabo esa represalia, sugerida por legisladores estadounidenses, Rusia quedaría fuera del sistema bancario internacional, ya que, el Swift es una red de máxima seguridad que vincula a miles de entidades monetarias mundiales. No obstante, Rusia no se quedó callada y ya advirtió que si esa medida se hace efectiva, ellos no mandarán más gas ni metales a los países europeos.

«Si desconectan a Rusia del Swift, no recibiremos divisas, pero los compradores, los países europeos en primer lugar, no recibirán nuestras mercancías: petróleo, gas, metales y otros componentes importantes», anticipó ayer Nikolai Zhuravlev, vicepresidente de la Cámara Alta del Parlamento ruso, acorde con lo difundido por el medio de comunicación del Estado ruso, Tass.

Swift: ¿cuándo surgió y cuál es su función?

En 1973 nació la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales o también conocida como Swift, que llegó para reemplazar al fax. Hoy en día la usan alrededor de 11.000 entidades bancarias para mandar mensajes y órdenes de pago de forma segura. Como aun no hay una opción que esté aprobada en todos los países del mundo, el Swift se posiciona como un canal fundamental para el movimiento financiero a nivel global.

En consecuencia, si el país gobernado por Vladimir Putin queda fuera de este sistema, se le haría casi imposible que sus entidades financieras puedan mandar dinero tanto a lugares dentro de Rusia como por fuera de la nación. Esto traería diversos perjuicios para las firmas rusas y también para los clientes provenientes del extranjero, sobre todo para quienes buscan adquirir exportaciones de petróleo y gas valuadas en dólares norteamericanos.

Swift posee su sede en Bélgica y está conformada por una junta directiva integrada por 25 miembros, entre los cuales se halla Eddie Astanin, titular del consejo de administración del Centro de Compensación de Contraparte Central ruso. Swift se autodefine como una «utilidad neutral», que sigue las pautas de la legislación belga y las reglas de la Unión Europea.

Rusia no es el primer país en recibir sanciones por parte de Swift

Swift dejó fuera a las entidades bancarias de Irán en 2012 luego de que que la nación sufriera sanciones por parte de la Unión Europea en relación al programa nuclear iraní. Tras esa represalia, Irán se quedó sin aproximadamente la mitad de las entradas de dinero que recibía por la exportación de petróleo, además de la pérdida del 30% proveniente del comercio exterior.

«Swift es una cooperativa global neutral creada y operada para el beneficio colectivo de su comunidad», explicó la entidad mediante un comunicado que emitió el miércoles pasada en el que precisó que «cualquier decisión de imponer sanciones a países o entidades individuales corresponde exclusivamente a los organismos gubernamentales competentes y a los legisladores aplicables».

La posición de la Unión Europea

La Unión Europea contestará a una invasión rusa de Ucrania con «sanciones exhaustivas nunca vistas», aseveró este lunes Jeppe Kofod, el ministro de Asuntos Exteriores de Dinamarca. Por su parte, el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, sostuvo tan solo un día depués de la advertencia de Kofod, que las represalias serían «la ventaja más consecuente que tiene occidente, o al menos la Unión Europea».

En ese marco, el primer ministro del Reino Unido Boris Johnson les comunicó el martes de esta semana a los legisladores que su gestión estaba analizando con Estados Unidos prohibirle Rusia la utiización de Swift. «No hay duda de que eso sería un arma muy potente (contra Rusia)», aseguró al tiempo que reconoció que «me temo que solo puede desplegarse realmente con la ayuda de Estados Unidos», pero dejó en claro que «estamos en conversaciones al respecto».

«Swift es una empresa europea, una asociación de muchos países participantes. Para tomar una decisión sobre la desconexión, se necesita una decisión conjunta de todos los países participantes. Las decisiones de Estados Unidos y el Reino Unido definitivamente no son suficientes», explicó Zhuravlev al Tass y eso que, indicó que «no estoy seguro de que otros países, especialmente aquellos con una gran cuota de comercio con Rusia, apoyen la desconexión».

¿Rusia se adelantó a la posibilidad de ser sacada del Swift?

Ante la posibilidad de no poder usar más el Swift, Moscú elaboró su propio sistema de pagos llamado SPFS y lo creó luego de que Rusia se viera perjudicada por las represalias que Occidente le dictó en 2014, después de que el Gobierno de Putin anexara a Crimea en los primeros días de ese año.

El SPFS es usada en la actualidad por 400 personas, acorde con la información que le dio a CNN el banco central de Rusia. Es así, como el 20% de las transferencias nacionales se llevan a cabo por este sistema. Sin embargo, la capacidad para almacenar los mensajes cuenta con un cierto límite y las operaciones solo pueden hacerse en horarios laborales.

¿Estados Unidos prepara amenazas más severas que sacar a Rusia del Swift?

«Todas las opciones siguen sobre la mesa, pero probablemente no verán Swift en el primer paquete de sanciones», dijo hace tres días atrás Daleep Singh, asesor adjunto de Seguridad Nacional del mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, a la agencia France 24 al tiempo que hizo hicapié en que la nación norteamericana elabora «un paquete final» que contendrá «medidas más severas».