Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gabriela Cerruti

POLÍTICA

Tras los constantes reclamos: Gabriela Cerruti reconoció que la Ley de Alquileres “no cumplió”

Son varios los proyectos que existen para modificar e, incluso, derogar la Ley perjudicial para inquilinos y propietarios.





banner

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, anunció este jueves un posible debate sobre la futura modificación de la Ley de Alquileres, que hasta ahora solo ha traído dolores de cabeza para propietarios, inquilinos y el mercado inmobiliario. En la conferencia de prensa, también reconoció que la legislación “no cumplió” con las expectativas políticas y que, por eso, se pronostica una discusión urgente en las sesiones ordinarias tras los constantes reclamos.

Está claro que la Ley de Alquileres no cumplió con la función esperada por todos, ni por los inquilinos ni por los propietarios. Entonces, hay que mejorar sin duda esa ley y hay que encontrar una solución a la cuestión de los alquileres”, puntualizó la funcionaria en la Casa Rosada. Sin embargo, solo focalizó en la situación de Ciudad de Buenos Aires y no a nivel Nación, pese a que la Ley pesa para todos por igual.

Asimismo, afirmó que los alquileres en CABA constituyen entre el 36 y el 40% del salario de un trabajador. Según el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), los números son mucho más drásticos, y más tomando en cuenta la presión inflacionaria. Por lo menos en diciembre, el precio promedio de un monoambiente en Capital Federal se ubicó en $34.000, mientras que el salario promedio de un trabajador que es de $32.000. Lejos de los porcentajes de Cerruti, el salario alcanza para cubrir el 94,1% del alquiler, sin incluir las expensas y los servicios básicos. 

Vivienda ociosa

También señaló el aumento de inquilinos y el descenso de propietarios, pese a que la población de la Ciudad crece año tras año. “Es una ciudad que ha subido en cantidad de habitantes y, sin embargo, ha subido en cantidad de inquilinos”. A partir de esa declaración, apuntó a la posibilidad de elaborar un impuesto para la vivienda ociosa: “Esto también tiene que ver con que hay mucha vivienda ociosa, mucha vivienda que se construyó o se compró, no digamos especulativamente, pero para ahorro”. 

“Al haber pocas viviendas y más inquilinos, eso hace que el precio de los alquileres empiece a ser prohibitivo para muchísimas familias, sobre todo para los jóvenes que necesitan alquilar su primera vivienda”, mencionó. Asimismo, informó que ya hay una Mesa de Trabajo sobre Alquileres, liderada por Roberto Feletti, discutiendo los puntos de la modificación junto con desarrolladoras, inquilinos y organizaciones sociales.

Proyectos de ley

Hay varios proyectos presentados para modificar o derogar la actual Ley, considerada por la Cámara Argentina Inmobiliaria como “nociva” para los locadores. El Diputado Nacional de la Provincia de Buenos Aires por el PRO, Alberto Asseff, no solo busca la derogación, sino la priorización de la libertad del mercado y que cada propietario arregle con el inquilino de manera libre y sin ningún control. Además, propuso sancionar el polémico “desalojo express” para evitar posibles usurpaciones del inmueble.  

Otro proyecto presentado desde la oposición fue el de Gisela Scaglia, quien pretendía que no se derogue la ley, sino que se modifiquen los puntos más problemáticos para el propietario. Uno de esos ítems fue la modificación del contrato. Se buscó la baja de tres años a dos y además que los dueños pudieran terminar el contrato de manera unilateral.  Fernando Sánchez presentó otro que no ponía límites de duración del contrato y no establecía un paso por la AFIP para la regulación del contrato de alquiler.

Con respecto a la vivienda ociosa, desde el Gobierno nacional propusieron beneficios impositivos para aquellos que decidan poner su propiedad en alquiler. El objetivo es proporcionar una mayor oferta de alquileres, debido a que muchos propietarios decidieron poner directamente en venta las locaciones. De esta manera, se esperan nuevas reuniones y una futura discusión en el Congreso de la Nación durante las sesiones ordinarias