Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pollo Álvarez
Pollo Álvarez

ESPECTÁCULO

«Vivir con el corazón en la boca»: el testimonio de una invitada que impactó en el ciclo del Pollo Álvarez

Compartieron detalles de lo que está sucediendo con el caso que paraliza a todo el país.

<

Fuertísimo. Eso fue lo que se vivió en ‘Nosotros a la Mañana‘, el ciclo que lleva adelante el Pollo Álvarez en la pantalla de Canal Trece. Delante de todos los televidentes, contaron detalles de uno de los casos que paraliza a todo el país, la cocaína envenenada. Es por esto que Sandra Borghi conversó con la madre de un joven que sobrevivió y brindó un duro testimonio.

Frente a la noticia sobre la cocaína envenenada, en ‘Nosotros a la Mañana’ decidieron conversar con distintas madres de personas internadas. Es por esto que hablaron con Blanca, la mamá de un hombre de 33 años, que recibió el alta. Sin embargo, la mujer hizo un desgarrador pedido de ayuda para su hijo y todos los que están pasando por esta situación.

«Esta situación que nos toca vivir no es de ahora, es de hace muchos años. Voy y busco ayuda, intenté internarlo en los lugares donde puedo, porque los costos no me dan para internarlo en un lugar en que sale 60 mil pesos por mes. Entonces lo interno en un lugar público, pero son granjas donde él puede decidir si se queda o no. Pero él no está en sus cabales para decidir», compartió la mujer por teléfono.

Frente a una de las preguntas de Sandra Borghi, sobre cuántas veces le debe prestar plata a su hijo para que compre droga, Blanca confesó que sucede muy seguido. Entonces explicó: «La situación es el día a día, porque no es ‘me drogo el viernes’, es todos los días». Rápidamente, la conductora comentó que «es tremendo» todo lo que está contando.

Sin dudarlo, la invitada confesó: «Es vivir con el corazón en la boca, porque vos no sabes qué puede hacer o qué le pueden hacer. Llega un momento en que vos notas la cara de desesperación que tiene, y decís ‘¿cómo lo puedo ayudar?’. Yo le pido a Dios todos los días para que lo ayude. Gracias a Dios hoy no lo estoy llorando, pero esto no termina acá. ¿Mañana como sigue si no tiene una contención de toda la sociedad?».