Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Corrientes

POLÍTICA

¿Y el Estado presente?: cuánto sale alquilar un avión hidrante para detener los incendios en Corrientes

Los gastos del Gobierno reflejan que podrían haber combatido las llamas con anticipación.





banner

Los incendios en Corrientes han generado un fuerte cruce político durante la última semana. A lo largo de los más de 50 días de fuego se quemaron cerca de 800.000 hectáreas en la provincia y cerca del 9% del territorio quedó devastado. En este marco y con muchos foco activos, la situación allí es crítica y desde el ministerio de Ambiente, con Juan Cabandié a la cabeza, aseguran que «el Estado está presente desde un primer momento«.

Sin embargo, un informe publicado por Manuel Adorni en LN+ deja en evidencia que esto no es así porque «un avión hidrante lo podes tener disponible a las 72 horas después que llamas y cuesta 1.500.000 de dólares» un precio no tan elevado teniendo en cuenta que el alquiler es por una semana. De esta manera, el fuego se podría haber controlado teniendo en cuenta las accesibilidades del Gobierno, quien supuestamente se contacto con la misma empresa que el periodista.

A su vez, el comunicador reveló que «Aerolíneas Argentina tiene un déficit de 2.000.000 dólares por día y que «nos sobra para alquilar un avión todos los días con eso». De esta manera, el rol del Estado y la funcionalidad del ministerio de Ambiente entra en debate porque «las pérdidas estimadas son de entre 40 y 50.000 millones de pesos» y podrían crecen aún más.

En relación a esto, Adorni reveló que «el presupuesto del ministerio de Ambiente es de 20.000 millones de pesos» por lo que recomendó «cerrar el ministerio por dos años y medio para equiparar las pérdidas» más allá de los planes del Gobierno para ayudar a la recuperación de los productores afectados con préstamos a tasa 0%, quita de cargas impositivas y beneficios con planes de pago.

¿Cómo está la situación en Corrientes?

En Corrientes hay productores que tienen sus campos quemados en un 80% y todavía están combatiendo las llamas con ayuda de diferentes provincias y de Brasil. Estos terrenos no podrán ser utilizados para la siembra por, al menos, dos años y esto complica muchísimo la situación ganadera y yerbatera allí. Sin embargo, este presente es momentáneo porque minuto a minuto la situación avanza.