Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández sobre la inflación y la necesidad de retomar el diálogo «quebrado» con el campo

Si bien el Presidente dijo de recuperar el diálogo quebrado con el campo, los cruzó fuerte y expresó que «han tomado una posición política partidaria».





banner

El presidente Alberto Fernández habló sobre la «guerra» contra la inflación. En ese sentido manifestó la «necesidad de poner fin a un problema muy grave que nos cuesta a todos«. Además, resaltó el trabajo del secretario de Comercio, Roberto Feletti. Por su parte, destacó la importancia de «recuperar el diálogo quebrado con el campo«.

En diálogo con la TV Pública, Alberto Fernández explicó la necesidad de combatir y hacer frente a la inflación. En ese sentido detalló que «tiene múltiples causas», por lo que «vamos a seguir trabajando medidas, algunas ya comunicadas por el secretario de Comercio, que lo está haciendo muy bien». A su vez, remarcó que «hay que recuperar un diálogo quebrado con el campo«.

En ese sentido, el mandatario nacional explicó «necesito que la gente pueda vivir en paz y que los precios bajen». Además, agregó «hay diablos que hicieron subir los precios y hay que hacerlos entrar en razón». De esa manera, aclaró que «sino aplicaremos las herramientas como la ley de abastecimiento«. No obstante, cruzó al sector.

De esa manera, remarcó que «hay parte del campo que ha tomado una posición política y no actúa como representante del sector, sino de sectores políticos partidarios«. En ese sentido, destacó «lo digo con firmeza porque así ocurre». A su vez, resaltó el «problema serio de la inflación en Argentina, que hace dos décadas que es de dos dígitos».

Planes sociales

Con respecto a la creación de nuevos planes sociales, Alberto Fernández aclaró «creemos que tienen que convertirse en trabajo, debemos recuperar la cultura del trabajo en ese sector de la sociedad». De esa manera, habló de la importancia del trabajo formal porque «la gente que recibe un plan trabaja en la informalidad, en la economía popular«.

En ese sentido, el mandatario nacional mencionó dos esfuerzos que el Estado debe realizar: por un lado, reconocer la existencia de la economía popular y darle reglas para desarrollarse; mientras que por el otro intentar formalizar a los trabajadores. Sin embargo, aclaró que «esto no quiere decir que vayamos a dejar a los argentinos sin asistencia«.

De esta manera, Fernández reconoció la necesidad de «buscar alternativas al trabajador de la economía popular, que no sea necesariamente un trabajo en la formalidad«. No obstante, aclaró que «mientras mayor número de trabajadores pasen de la economía popular a la formalidad mayor derechos tendrán», aunque insistió con «darle un marco regulatorio a la economía popular para que tengan un mínimo de seguridades«.

Gran Acuerdo Nacional Argentino

Ante la posibilidad que dejó entrever la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre un Gran Acuerdo Nacional Argentino (GANA), el presidente Alberto Fernández destacó que «el Consejo Económico siempre trabaja en eso». A su vez, tras las quejas de la oposición de su no participación en el mismo, el mandatario nacional aclaró que «allí están los actores económicos y sociales«.

Además, agregó «la oposición es la que va a definir si eso es viable o no porque ellos están en el Congreso, por eso no son parte». Por su parte, como síntoma de unidad, tras los roces dentro del Frente de Todos, Fernández admitió «la idea de Cristina de un Gran Acuerdo la comparto desde el primer día».

Ley de alquileres

Por último, con respecto a la ley de alquileres que trajo conflictos entre el gobierno y el sector inmobiliario, el Presidente admitió que «no está funcionando«. Si bien contó que se ha hecho con buena voluntad, «claramente no funcionó y complicó la vida a quienes alquilan». Es por eso que en el Congreso se están trabajando diferentes posibilidades.

De esa manera, existen distintas alternativas: una de ellas es derogarla, «Cambiemos piensa eso», explicó Fernández. Sin embargo, el Presidente dijo que hay siete proyectos. En ese sentido, detalló que «Sergio Massa habla de suspender la ley por 90 o 180 días y en ese tiempo hacer una ley federal que resuelva el problema de la ley en todo el país». A su vez, contó que tanto Massa, como Máximo Kirchner «están preocupados por el tema».