Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

Alfredo Leuco recordó el atentado contra la embajada de Israel: «Salvajada»

El conductor editorializó sobre la tragedia que sigue pesando en un gran sector de la sociedad.

<

Aunque repasó los temas relevantes del día, Alfredo Leuco le dedicó su segmento editorial al atentado contra la embajada de Israel. El triste hecho se produjo hace 30 años, razón por la que el comunicador de Radio Mitre quiso dejar unas palabras al respecto para compartir con la audiencia que lo siguen a diario a través de la emisora.

Tras lo mencionado, el periodista expresó: «Vamos a hablar con toda claridad: hace 30 años que el atentado terrorista contra la embajada de Israel reclama verdad, justicia, condena y castigo. Hace un tiempo, había un gigantesco globo ubicado en la esquina de Arroyo y Suipacha que decía: Acá había vida. Parece que pasó un siglo pero, después de 30 años, las consignas se sucedieron: ‘Paz sin terror’. ‘Solidaridad es memoria'».

«Aquella salvajada, aquel crimen de lesa humanidad, produjo 29 muertos, solo 22 identificados y 242 heridos y abrió las puertas al segundo atentado, dos años después en la AMIA y al tercer atentado a finales del kirchnerismo con el asesinato del fiscal Alberto Nisman. Son heridas que no cierran. Muertos que no descansan en paz«, añadió.

Por otro lado, aseguró: «Es lo que la inmensa mayoría de los argentinos de todos los credos y todas las ideologías ansiamos construir: paz sin terror. Convivencia sin odio ni muertes. Diálogo sin violencia. En definitiva para decirlo con palabras de Domingo Faustino Sarmiento: civilización sin barbarie. A las 14:50, la sirena fue como un alarido de dolor que conmueve y convoca».

«Hoy no hay un solo responsable. No hay culpables. Ni un detenido ni una pista. Nada. Solo duelo y luto. La causa judicial está tan muerta como aquellas 29 personas que mató la bomba. No sabemos pero sospechamos que tipo de fascista puso la bomba. Pero si sabemos quién mató la causa. Los que no investigaron. Los que trataron el tema con desidia, negligencia, desprecio por el dolor, falta de voluntad política y también – porque no decirlo – con complicidad», dijo para finalizar.