Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Palermo - Ciudad de Buenos Aires

SOCIEDAD

Ciudad de Buenos Aires: los acusados por el ataque a una joven en Palermo declaran hoy ante la Justicia

Se recolectaron muestras genéticas en el auto donde se perpetró el crimen. También incautaron drogas y ropa de los seis hombres.

<

Ángel Pascual Ramos (23), Tomás Fabián Domínguez (21), Lautaro Dante Ciongo Pasotti (24), Steven Alexis Cuzzoni (20), Ignacio Retondo (22) y Franco Jesús Lykan (24) declaran hoy ante la Justicia por el ataque en grupo a una joven de 20 años en el barrio de Palermo, ubicado en Ciudad de Buenos Aires. Los acusados podrían llegar a enfrentar cargos que van de los 10 a 15 años de prisión, aunque la sociedad espera que reciban una condena mayor.

El modus operandi de los detenidos fue premeditado y planificado, y eso también podría agravar su situación. Según los testigos, mientras cuatro de ellos estaban con la mujer en el auto, otros dos hacían de campana o de distracción, al estar tocando la guitarra en la vereda, tomando alcohol y fumando marihuana. Si bien estos últimos no participaron directamente, sí tienen igual responsabilidad, ya que sabían y encubrían el hecho para que no sea descubierto por testigos potenciales, acorde a lo que precisaron en C5N. El auto ni siquiera contaba con los vidrios polarizados y la acción aberrante se hizo a plena luz del día. 

Uno de los más complicados, lo cual por supuesto no les quita el peso de la culpa al resto, es Ángel Pascual Ramos. Este, mientras los testigos intentaban frenar el suceso y enfrentarse a los hombres, intentó escaparse con la joven, quien estaba en un estado de somnolencia y shock, tanto por las sustancias como por el ataque que sufrió. Ramos trató de quitarse de encima a los salvadores de la chica con bastante violencia, pero gracias a la asistencia rápida de la Policía de la Ciudad, pudo ser detenido.

¿Dónde declaran?

Se espera que los acusados declaren, en las próximas horas, en los Tribunales de Talcahuano, también conocido como Palacio de Justicia de la Nación, en la sede Tribunal Federal n° 21 a cargo del juez Marcos Fernández. Los acusados están distribuidos en varias comisarías de la Ciudad para evitar cualquier complicidad o pacto previo a la hora de declarar. 

Hasta el momento, no se sabe quién o quiénes son los abogados de los detenidos, aunque se sabe que la familia de Ramos no aportará dinero para la defensa de este, tanto por su situación económica como por lo injustificable de su defensa. Según precisaron en el mismo medio, el juez ya cuenta con las muestras correspondientes para proceder, las cuales fueron recolectadas en el Volkswagen Gol blanco.

También se espera que la víctima declare para avanzar con la causa, aunque es muy poco probable que lo haga el día de hoy. La chica fue asistida con atención médica y psicológica en el Hospital Rivadavia, en donde se le administró un kit de profilaxis para evitar la transmisión de VIH y otras ITS. Ya fue dada de alta y se encuentra acompañada por la Justicia para poder avanzar desde el lado judicial.

Escraches y repudios

Los detenidos por el brutal crimen sexual fueron repudiados por las agrupaciones y organismos en donde se desempeñaban, como la Universidad de San Martín y la agrupación kirchnerista Lealtad, en donde militaba Retondo desde hacía un año. La institución universitaria suspendió temporalmente a los dos hombres que estudiaban ahí, “pero el sumario que se les inicia a los estudiantes puede derivar en una suspensión mayor o en su expulsión de la casa de estudios». 

Cuzzoni fue escrachado en el edificio donde vivía, ubicado en la calle Vera al 900 en el barrio de Villa Crespo. La explanada del lugar se llenó de carteles en contra de él y, además, la administración del edificio emitió un comunicado: «El consorcio de propietarios Vera 918 repudia el aberrante hecho de violación efectuado en el barrio de Palermo, como así también a sus partícipes directos y necesarios. Actualmente, uno de los supuestos autores de tan lamentable hecho no se encuentra en el edificio, estando su departamento totalmente vacío. Gracias por manifestar y expresar su sincera bronca en forma pacífica».