Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Crímenes de guerra: cómo funciona el organismo que podría juzgar a Vladimir Putin

El Presidente de Rusia podría ser juzgado por la Corte Penal Internacional tras la invasión a Ucrania.

El avance de Rusia sobre Ucrania sigue acrecentándose cada día que pasa. En el noveno día de invasión, ya hubo un centenar de muertos y ataques a centrales nucleares como Chernobyl y Zaporiyia. En el país agredido exigen que Vladimir Putin sea juzgado por la Corte Penal Internacional. Acusan al Presidente ruso de ser responsable de crímenes de guerra.

Aunque la gravedad de una invasión está a la vista, muchas voces internacionales pidieron que se investigue a Putin por los ataques que recibieron algunas ciudades de Ucrania. El problema en cuestión es el uso de bombas de «racimo» y las de «vacío». Estas embestidas, denuncian, que sucedieron en lugares donde hay una gran cantidad de pobladores, cuenta CNN.

El ex primer ministro ucraniano, Arseniy Yatsenyuk, se expresó sobre lo que está sucediendo en su país. Además explicó cómo debería ser castigado el mandatario de Rusia: «Quiero ser muy claro sobre esto, que el señor Putin es un criminal de guerra», indicó. Consecutivamente hizo referencia a la CPI: «Tiene que sentarse tras las rejas en la Corte Penal Internacional«, añadió.

El organismo al que hizo referencia el exlíder de Ucrania es una Justicia que juzga a personas y no países. La sede de la CPI se encuentra en La Haya, Países Bajos, y fue fundada en el Estatuto de Roma. Allí pueden ser investigados y juzgados los líderes de los 123 países que conforman el tratado. Las causas en las que puede entrometerse la Corte son: genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de agresión y crímenes de guerra.

La causa por la que se investigaría a Vladimir Putin es por crímenes de guerra. Esto significa que se lo acusa de atacar a poblaciones civiles, violar las Convenciones de Ginebra y por atacar grupos específicos. El inconveniente es que el Presidente de Rusia debería ser entregado por su propio país o detenido fuera del mismo. La corte no realiza juicios en ausencia.

Otro problema que le quitaría preocupación al mandamás ruso es el lento accionar del organismo. En pocas ocasiones se consiguió enjuiciar y condenar a un mandatario o funcionario. Una investigación puede durar más de seis años. Así sucedió en 2014 cuando Ucrania padeció hostilidades al este. En 2020 se encontraron pruebas de crímenes de guerra, pero la pandemia volvió a frenar todo.