Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Pérez

ESPECTÁCULO

«Debería pedir perdón»: Cristina Pérez lanzó un fuertísimo editorial en pleno programa

Un fuerte revuelo se generó en la escena política debido a las declaraciones del presidente, y la comunicadora no ocultó su gran malestar.

<

Firme, directa y sin pelos en la lengua. De esta manera se mostró Cristina Pérez, una de las periodistas más importantes de la radio y la televisión argentina, en «Cristina en el medio», el ciclo que conduce a través de Radio Rivadavia. Delante de cada uno de los oyentes, se refirió a las declaraciones de Alberto Fernández sobre la inflación, y se mostró lapidaria.

«Debería pedir perdón por la vacuidad o la amoralidad de su ejemplo. ‘El viernes va a empezar otra guerra. La guerra contra la inflación’. Como si fuera comparable, una catástrofe como la invasión rusa a Ucrania, con el tardío combate a la inflación, y como si fuera una metáfora feliz. ¿Invadirá los supermercados con tanquetas? ¿Veremos al fracasado secretario de comercio con casco, fusil, y traje de fajina? ¿No se dio cuenta el presidente que se comparaba con el sanguinario de Putin al hacer la mueca declarativa de una guerra?», indagó.

«¿No se daba cuenta que cometía una desmesura? Y algo muy inquietante ¿Recién ahora se decide a hacer algo con respecto a la inflación? Cuando es la más alta del mundo. Cuando superamos incluso a Venezuela. ¿Qué hizo en estos más de dos años que no se encargó de declarar la guerra a la inflación? Anunciaron control de precios, cepos, restricciones a las exportaciones e importaciones, a sabiendas de que eso nunca funcionó. Hicieron teatro, y ahora le ponen de sonido de fondo, oportunistas tambores de guerra», lanzó sin tapujos.

Contundente

Siempre dispuesta a decir lo que piensa, Cristina Pérez siguió con su editorial. «El presidente no se percata del efecto de sus palabras. Pero hay algo peor, hace tiempo ya, dejó de percatarse de la realidad. El acuerdo con el Fondo le remite al mandatario, la primera decisión de su gobierno en la que realmente se desmarca de Cristina Kirchner. Es como si recién empezara para él. Estrena caminar sin el grillete, al calor de las manifestaciones de apoyo de gobernadores e intendentes que se volvieron de repente albertistas, porque les conviene», afirmó.

«Esa holgada sensación de algo de poder propio lo debe hacer sentir realizado. Pero aún si quisiera simplemente ponerle onda o palabras que transmitan autoridad a la coyuntura de los precios, debería discernir lo que es desubicado, lo que resulta bizarro, lo que genera aún más irascibilidad a una población cansada y lo más importante, demostrar empatía. ¿Habrá olvidado el mandatario lo que se sufre cuando no alcanza para comprar la leche o el pan y los hijos esperan en la mesa?», preguntó Pérez.

«¿Habrá olvidado cómo se desmantelaron las comidas de las familias que deben acudir a comedores con un tupper para tener un plato caliente? A ellos no les hable de guerra señor presidente. Los castiga desde hace tiempo el desastre que han hecho con la economía. Al final, como dice la canción, el primer mandatario, es sólo ‘un servidor de pasado en copa nueva¡. A este cuento ya lo escuchamos. Y a la cuenta del super, no la paga él», finalizó Cristina.

Cristina Pérez
Cristina Pérez