Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Amor Ameal
Jorge Amor Ameal, presidente de Boca.

BOCA JUNIORS

Después de Bermúdez, Ameal también arremetió contra Macri: «Qué casualidad…»

Enojo en Boca por las declaraciones del expresidente.

<

La interna política de Boca estalló cuando, hace pocos días, Mauricio Macri arremetió contra Juan Román Riquelme y su gestión como director deportivo. «¿No te das cuenta que nos está arruinando? Una cosa es saber poner la pelota y otra, dirigir un club», disparó el expresidente del club de la Ribera. Jorge Bermúdez se metió a defender al ídolo y ahora fue el turno de Jorge Amor Ameal: «Qué casualidad…».

En declaraciones publicadas por la Agencia Télam, el actual presidente del Xeneize disparó con todo contra Macri. «Que Macri se preocupe más por lo problemas que dejó en el país y menos por Boca, que acá estamos trabajando bien y tranquilos. Qué casualidad que el mismo día en que se tenían que resolver cosas importantes en el país (por la sesión en Diputados por el pago de la deuda al FMI), Macri se puso a hablar de Boca», afirmó.

Pero el que fue más duro fue Bermúdez: «La verdad a mí me da mucha sorpresa y después siento muchas cosas en el pecho». «Amo este país aunque soy colombiano, tengo un hijo argentino que nació en esta tierra y estoy muy agradecido. Me sorprende que el mandatario que más endeudó a la Argentina históricamente, y que por eso no le puede dar lecciones a nadie de cómo se administra, salga a hablar de nuestro club», sostuvo.

Bermúdez durísimo

«Me sorprende porque cuando llegamos, el club no estaba ordenado económicamente y ahora sí lo está. De hecho, trajimos jugadores de mucho nivel», se defendió el «Patrón». Y agregó: «En el club se están haciendo bien las cosas, fuimos tres veces campeones, tenemos dos o tres finales por delante que no sabemos cuándo las vamos a jugar y muchas más experiencia, y lo único que se le ocurre hacer a nuestro amigo es salir a criticar».

Bermúdez siguió con todo: «Ese día que dijo lo que dijo había mucha gente tirándole piedras. Por eso creo que esto es una desviación… ‘hablemos de otra cosa para que la gente no hable de lo que verdaderamente esté pasando'». Y cerró: «El Topo Gigio no fue gratuito y es normal. Pero lo más doloroso es que mientras había gente apedreando el Congreso por las medidas que él tomó como administrador de este país, salga y desvíe la atención hablando de Boca. Parece que duele».