Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
México
Instagram de Querétaro.

DEPORTES

DT argentino salva la vida de hinchas en la tragedia de México con una frase polémica: «Afuera los reventamos»

El argentino recurrió a una insólita respuesta para evitar que un joven sufra una golpiza.

<

El paso de las horas permite conocer nuevos detalles de la batalla campal que se produjo en el Estadio La Corregidora, de México. En la noche del domingo, se conoció un video donde se puede observar al DT de Querétaro, Hernán Cristante, dando una particular arenga a los barras locales. «Afuera los reventamos«, expresó, y lo que sigue podría arrojar duras sanciones para su carrera. ¿Incitó la violencia contra la gente de Atlas? ¿Fue sacado de contexto?

Todo comenzó cuando un grupo de delincuentes de los Gallos Blancos obtuvo el camino libre para circular por el estadio. Los videos en las redes señalan a los agentes de seguridad como los culpables. Por ende, esto permitió que se llevó a cabo una de las jornadas más tristes del fútbol sudamericano. Ya que se desató una guerra. La cual se trasladó al campo de juego y en las afueras de la mole de cemento.

«Nos van a suspender la cancha, vamos a desalojarla. Después afuera los reventamos. No pasa nada«, expresó el entrenador. En el filme se lo puede ver rodeado de barras que buscan su complicidad. Rápidamente esto cobró trascendencia en Twitter y algunos hinchas manifestaron que fuera suspendido de manera indefinida. Sin embargo, hay un detalle. Uno que modifica todo.

Cristante de villano a héroe

«No voy a responder más, solo te cuento que dije eso para que dejarán de pegarle a un muchacho que no tenía más de 20 años. No podía sacarle a la gente y solo quise disuadir de la única manera en la que pude. Lo soltaron y fue uno de los chicos que terminó siendo revisado por el doctor del club», expresó el argentino en una publicación de Instagram.

Por otro lado, una serie de imágenes difundidas en Twitter exponen que Cristante tuvo más de un buen gesto. Porque los relatos revelan que dio la orden de abrir la puerta del vestuario local para que hinchas de los dos equipos puedan refugiarse de la guerra que se estaba desarrollando en las tribunas. Muchos señalan que el técnico en varias oportunidades pisó el campo de juego en busca de personas para darle un lugar de tranquilidad y de resguardo.