Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

SOCIEDAD

El drama humanitario de un país en guerra: podrían llegar a cinco millones los exiliados de Ucrania

Por ahora, son un poco más de 700.000 los ucranianos que huyen en busca de refugio, pero es un número que no para de crecer.

<

La invasión de Rusia a Ucrania provocó que miles de ucranianos se vieran obligados a huir de su país y buscaran refugio en otros países, como Polonia por ejemplo. El periodista Gabriel Michi, quien se encuentra en territorio polaco, hizo hincapié en «la cantidad de refugiados que llegan en los trenes para distribuirse por distintos puntos de Polonia y también por diferentes lugares de Europa».

Esta mañana en diálogo con el noticiero de C5N, el comunicador remarcó que «Polonia es el principal destino de quienes se ven obligados a escapar de Ucrania por los bombardeos rusos» y añadió que «son tanto ciudadanos ucranianos como gente que vivía temporalmente en Ucrania y que hoy se encuentra en esta situación desesperante que los obliga a escapar».

En un panorama de incertidumbre y miedo, Michi destacó la «ayuda de los propios polacos que voluntariamente se acercan a dar sus donaciones» y agregó que «hay voluntarios que coordinan esas ayudas». En ese sentido precisó que «hay leche, agua, alimentos, todo tipo de mercancía de primera necesidad» y recalcó que «hay gente que se pone carteles en la espalda con los idiomas que habla para ayudar a las distintas personas que llegan».

Por lo tanto, subrayó que «lo que uno ve es por un lado, la solidaridad que está teniendo el pueblo polaco y después la desesperación de casi 700.000 o un poco más de ucranianos que tuvieron que dejar el país» y sumó que «las autoridades polacas han decidido mantener las fronteras abiertas para recibir a los exiliados».

«Una solidaridad que se va a mantener y que se da también en Eslovaquia, en Moldavia, en Hungría y en Rumania», marcó y aclaró que «si bien son cinco los países que están recibiendo gente, a Polonia es donde llegan la mayoría de los exiliados». En consecuencia, los trenes de las ciudades de ese país «van saturados de gente» en un clima, al que el periodista, describió como «de mucha angustia», ya que, «miles de mujeres tienen que separarse de sus maridos, los cuales fueron llamados para pelear en Ucrania».

En esa línea advirtió que «es un drama humanitario que recién empieza» y adelantó que «si la situación bélica se mantiene como está hoy, en las próximas semanas el total de exiliados podría llegar a cinco millones». Además, recalcó que «Europa no estaba preparada para una situación así» porque «si bien en los últimos años, Europa estaba recibiendo inmigrantes eran de Asia, de África no de países europeos».