Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mar Tarrés

ESPECTÁCULO

El duro descargo de Mar Tarrés: «Llanto y frustración»

La influencer volvió a manifestarse en el mundo 2.0 para dejar muy en claro lo que piensa al respecto.

<

No se quedó callada y salió al cruce. Hace tan solo unos meses, Mar Tarrés se lució en “ShowMatch La Academia”, el programa que condujo Marcelo Tinelli a través de la pantalla de Canal Trece. Allí, buscó generar consciencia y reivindicar los derechos de todos los cuerpos, tal como lo hace en sus redes sociales. La modelo plus size, actriz y humorista, esta vez se descargó en su cuenta de Instagram, tras recibir algunas críticas.

“Jamás en mis redes dije que ser obeso está bien. Aparte no uso la palabra obeso, sino simplemente GORDA/O. Reivindicar a las personas que habitamos en un cuerpo gordo NO ES FOMENTAR LA OBESIDAD como dicen los que ni siquiera saben la diferencia entre ACEPTAR, INCLUIR, RESPETAR Y ‘FOMENTAR’. Y con respecto a mi trabajo, sí, vendo ropa en talles grandes ¿y cuál es el problema? Pago impuestos y doy muchas fuentes de trabajo. Les jode que la gente gorda pueda vestirse a la moda, ¿les jode que una gorda sea exitosa laboralmente?”, lanzó.

“Si les jode y demuestran la gordofobia que llevan dentro. Como la gorda está triunfando hay que salir a matarla con algo porque como puede ser que esa gorda triunfe y este @tpabloz siendo flaco sea un cuatro de copas, ¿no? Hay gente que NO ES FELIZ CON SU CUERPO Y PRETENDE QUE EL RESTO TAMPOCO LO SEA. Aprendí que ser feliz es una elección, nadie tiene el cuerpo que quiere o la vida que sueña, pero a pesar de eso la felicidad es una elección personal. La sociedad condenó a los gordos a que ‘no pueden ser felices con ese peso’, y sí, obvio que cuesta ser feliz cuando somos rechazados y expulsados del sistema. Y aun así elijo ser feliz”, aseveró Mar Tarres.

Sin rodeos

Pero esto no fue todo e inmediatamente decidió ir por más. “Vender ropa en talles grandes es tan digno como vender en talles chicos o peor talle ‘único’. No salen a matar al millón de empresarios que solamente venden esos talles fomentando la ultra delgadez y dejando a fuera quienes no cumplen los cánones de belleza que somos el 55% de la población mundial. Pero tranquilos que porque yo venda ropa para gorda ¡NO TE HACE ENGORDAR! Por lo contrario, sube la autoestima de miles de personas que no tenían la oportunidad de vestirse, algo tan simple que toda persona delgada pudo hacer desde siempre. Nosotros no podíamos, comprar ropa era sinónimo de llanto y frustración”, lanzó.

“Y sí, me siento orgullosa de mí, y yo soy un todo, soy cuerpo mente y alma. Porque solo yo sé cuánto luche y cuánto lucho día a día por mi salud física y mental. Y el cuerpo que me toca no es una elección, si fuera tan fácil elegir claramente elegiría el cuerpo de Pampita, pero aun así lo amo y me respeto porque es mi cuerpo y gracias a él pude lograr cosas maravillosas en mi vida”, finalizó Mar.