Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Guzmán

POLÍTICA

El Gobierno quita impuestos a la Casa Rosada mientras exportadores piden alivio fiscal sin respuesta

Se trata de la eximición al pago de exportación con el argumento de que es necesario para arreglar aviones presidenciales.

<


Días después de que se desate el debate por una posible suba de retenciones y en medio del reclamo de productores por las medidas antiinflacionarias lanzadas por el Ejecutivo, el Gobierno oficializó una resolución que tensiona aún más el escenario. A través del Decreto 162/2022 publicado en el Boletín Oficial exime del pago de derechos de exportación a la Secretaria General de la Presidencia con el argumento de que es necesario para arreglar la flota de aeronaves presidenciales

De acuerdo a la explicación del texto que cuenta con la firma del presidente Alberto Fernández, la medida está contemplada en el artículo 2º de la Ley N° 19.107 que brinda un “régimen de exenciones impositivas para la importación de bienes que se destinen a obras y servicios que se contraten con afectación a los “servicios afectados a la seguridad y medios de transporte” del Presidente. Es decir, para importar libre del pago de tasas y tributos todos los elementos necesarios para mantener operativa la flota aérea de la Presidencia. 

Los argumentos sobre los aviones

Según esgrimieron, para el correcto funcionamiento y mantenimiento de la flota presidencial de aeronaves es necesario, casi en su totalidad, la adquisición de elementos a proveedores internacionales. “Las aeronaves que se encuentran bajo la órbita de la Presidencia han sido fabricadas por empresas extranjeras”, explicaron y agregaron que, además de importar piezas, también es necesario exportar a países de Europa o Estados Unidos.

En este sentido, el flujo puede ser por dos modalidades. Por un lado, se puede intercambiar una pieza o aeronave no operativa por una nueva. O, el otro camino, es el envío de piezas y partes de helicópteros y aviones para ser reparados. De acuerdo a la explicación, los “talleres nacionales no pueden tratar el material, por lo que necesariamente se debe efectuar una exportación temporal”. Más allá del carnaval técnico, necesario para entender las operaciones, la medida muestra -una vez más- la falta de tacto del Ejecutivo. 

El reclamo de productores sobre la exportación

Ante el reclamo del campo en pedido de la marcha atrás en el aumento de las retenciones y la búsqueda de iniciativas para aliviar la presión fiscal, el bloque de diputados de Córdoba Federal, que responden al gobernador Juan Schiaretti, presentó un proyecto para eliminar de forma gradual las retenciones a las exportaciones. La iniciativa fija una reducción gradual de tres puntos porcentuales anuales en las alícuotas de Derechos de Exportación para todos los productos, excepto para los del complejo sojero, para los cuales será de cuatro puntos. 

Además, explica el documento, se establece que la reducción gradual se mantendrá hasta alcanzar la alícuota 0, con excepción de los hidrocarburos, minerales básicos, metales preciosos, semillas oleaginosas y cereales, para las cuales las alícuotas finales no podrán superar los  tres  puntos porcentuales. Estas iniciativas surgen en respuesta a las medidas antiinflacionarias del Gobierno que afectaron al campo. 

La última semana, el Poder Ejecutivo definió incrementar hasta fin de año el derecho de exportación que pagan determinados alimentos, entre los cuales están la harina y el aceite de soja, que pasaron de abonar el 31% al 33%. Además, aumentó en un 1% las retenciones al biodiésel. Si bien es una medida un tanto menor en términos de gastos, el gesto de la Casa Rosada de autoeximirse de impuestos atenta contra la frágil relación entre las partes.