Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

«El único modo de llegar a la paz»: el Presidente de Ucrania le pidió a Putin hablar personalmente

El Presidente ucraniano pidió que Putin le acepte una conversación mano a mano.

<

En el peor momento de la invasión rusa a Ucrania, ya se buscan los medios necesarios para que llegue el cese al fuego. Los más necesitados del acuerdo son los ucranianos, quienes ven cada vez más afectado al país por los incesantes bombardeos. Es por eso que el Presidente, Volodímir Zelensky, pidió hablar con Vladimir Putin ya que es el “único” modo de frenar el ataque.

En Rusia sostienen que se está llevando a cabo todo como estaba planeado, mientras que en Ucrania la infraestructura y las calles son una clara muestra de la violencia ejercida por las tropas de Vladimir Putin. Los refugiados alcanzaron el millón de personas. Miles de familias se vieron rotas por escapar de la amenaza de muerte que ocasiona quedarse en Kiev y sus alrededores.

El futuro de Ucrania es cada vez más negro. El último bombardeo se dio en la planta nuclear más grande que tiene el país y Europa. Por el rápido accionar de los bomberos no pasó a mayores. En caso de que los impactos hubiesen removido material nuclear, la catástrofe podría haber sido mundial. La escalada de los bombardeos y ataques son más brutales diariamente.

Pese a la resistencia militar y civil, Volodimir Zelensky está en búsqueda de conseguir un acuerdo con Rusia. El mismo mandatario ucraniano reconoció el interés de acercarse a Vladimir Putin para iniciar una tregua: «Tengo que hablar con Putin pues ese es el único modo de frenar esta guerra«, explicó mediante una conferencia.

«Si desaparecemos, que Dios nos proteja, luego será Letonia, Lituania, Estonia, etc. Hasta el muro de Berlín, ¡créanme!«, agregó en tono preocupado. Seguidamente reiteró la necesidad de entablar un diálogo con su par ruso: “Hay que hablar sin condiciones, sin rencor, como hombres», aseveró. Por último se sinceró: «Siéntate conmigo pero no a 30 metros. Soy un tipo normal, ¡no muerdo!», concluyó.