Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ernesto Tenembaum

ESPECTÁCULO

Ernesto Tenembaum sobre la votación del acuerdo con el FMI: «No hay nada para festejar»

Los desequilibrios macroeconómicos seguirán vigentes más allá de la negociación de la deuda, según Ernesto Tenembaum.

Ernesto Tenembaum, periodista y conductor de radio, manifestó que la Argentina, a pesar de la media aprobación del acuerdo con el FMI, sigue teniendo problemas macroeconómicos como el dólar, atraso de tarifas, inflación y más. Por lo tanto, sostuvo que no es una noticia para festejar y que los dirigentes políticos deberían pensar en las próximas medidas.

«La Argentina ha decidido acordar con el FMI, primero porque el presidente y el ministro de economía firmaron un acuerdo con el Fondo y porque la mayoría que lo aprobó fue abrumadora. Es difícil ver una ley aprobada por el 80% de los diputados», señaló Tenembaum en una editorial para la radio Con Vos. En ese sentido, afirmó que la Argentina está dentro del esquema económico internacional.

La idea de que el Frente de Todos venía a declarar el default queda afuera, sin embargo, dentro de ese partido las diferencias se procesaron de otra manera. Hubo 90 diputados que votaron a favor y veintipico que votaron en contra o se abstuvieron. Esto quiere decir que en Juntos por el Cambio se procesaron mejor las diferencias», indagó el exconductor de TN.

«Argentina tiene un problema de inestabilidad económica muy grande y ahora se acentúa porque suben todos los precios por la guerra entre Rusia y Ucrania. Argentina tiene el dólar atrasado, de hecho va subiendo 0,25 de un día a otro. Hay un atraso de tarifas y actualizándolas va a hacer que suba más la inflación», comentó Ernesto Tenembaum.

«Este problema lo tenés con acuerdo o sin acuerdo con el Fondo. Por eso, no hay nada que festejar. El gran desafío de todos los que votaron y del Gobierno es ver cómo se hace con todo esto. Mientras esto no se resuelva créanme que el problema acá no es el Fondo», insistió el periodista. Por ahora, el albertismo ganó una de las batallas más importantes en el Congreso.