Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

«Faltazo intencional»: Alfredo Leuco apuntó contra Máximo Kirchner

El comunicador expuso su teoría sobre la ausencia del político en la Apertura de las Sesiones Ordinarias.

<

La agenda política de la semana se centró en la Apertura de las Sesiones Ordinarias y muchos notaron la ausencia de Máximo Kirchner en el Congreso de la Nación. Ese fue el caso de Alfredo Leuco quien emitió un duro un editorial al respecto a través de su programa en Radio Mitre.

«Máximo Kirchner no brilló por su ausencia porque es imposible hacer brillar a un personaje tan oscuro. Pero su faltazo intencional a la sesión lo convirtió en el eje de muchos análisis sobre la debilidad de Alberto y la dependencia, incluso sicológica, que el Presidente tiene de Cristina y su príncipe heredero. ¿Esta tan mal la Argentina que es importante lo que haga o diga Máximo?», planteó para comenzar.

Y añadió: «Un apellido que le sirvió para encaramarse en la conducción del Partido Justicialista bonaerense, en la jefatura del bloque a la que renunció y manejar, a través de sus soldados, las cajas más millonarias del estado. Parece una monarquía hereditaria porque la reina Cristina construyó poder de esa manera. Máximo es tan poco inteligente que no se atrevió nunca a enfrentar a un periodista independiente en una entrevista y pocas veces se animó con un periodista militante».

«Se cree muy vivo, pero es muy tonto. Piensa que nos puede engañar diciendo mentiras infantiles como que no estuvo en el Parlamento porque su hijo empezaba las clases y le hizo una “escena” para que se quede. No sabe ni mentir. No hace bien ni el mal. ¿Quién se puede tragar semejante píldora? Pregunta chicanera: ¿y los miembros de La Cámpora que no movilizaron ni a un solo militante para apoyar al gobierno, también tuvieron que llevar a sus hijos al colegio?», expuso después.

A modo de cierre, Leuco aseguró: «Máximo ya tiene 45 años. Ya no es un pibe. Es un magnate que sigue utilizando ese look setentista, de pelo largo, barba desprolija, zapatillas y campera. No le hace asco a nada que tenga que ver con la acumulación insaciable de poder y de dinero. En eso es igual a sus padres. Es un millonario que dice combatir a los millonarios. Es el máximo representante del cristinato».