Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Pérez
Cristina Pérez

ESPECTÁCULO

«Frivolidad»: fuerte descargo de Cristina Pérez en Radio Rivadavia

No se guardó absolutamente nada.

Sin pelos en la lengua. De esta manera se mostró Cristina Pérez en el programa que lleva adelante en Radio Rivadavia, “Cristina en el Medio”. Allí, siempre dispuesta a decir todo lo que piensa, la compañera de Rodolfo Barili en Telefe, se refirió con mucha dureza, al discurso que dejó el presidente Alberto Fernández en la apertura de las sesiones en el Congreso. 

“El presidente sobrevoló los temas graves como sobrevoló Corrientes donde ni siquiera aterrizó en medio de la catástrofe de los incendios. Entre tanto farrago de palabras, ni mencionó a la provincia, ni a sus ciudadanos, ni a los bomberos, ni a los argentinos solidarios. La frivolidad no perdonó ni el minuto de silencio por la guerra, durante el cual, el mandatario tiraba besos y la vicepresidenta sonreía vaya a saber por qué. Se llama frívolo al que no concede a las cosas la importancia, la seriedad, o el sentimiento requerido. ‘El mundo está conmovido’, comenzó diciendo Alberto Fernández, que luego le pidió al mundo y no a Putin, comprender que ‘debemos darle una oportunidad a la paz’”, comenzó asegurando.  

“Por caso, la inflación es global, heredada o desatada por otros. No tiene nada que ver con haber emitido dinero sin control porque es multicausal y según el presidente, los factores que la causan podrán ser atacados coordinadamente. Uno se pregunta por qué no lo hicieron hasta ahora si suena tan fácil. Al menos a la palabra ‘inflación’ la mencionó trece veces. ‘Inseguridad’ solo dijo dos. Y por suerte nos informó que luchan implacablemente contra el narcotráfico porque de otra manera no nos enterábamos. La palabra ‘corrupción’, en cambio, no se encuentra en su discurso. Inflación, inseguridad y corrupción son los temas que aparecen en el tope de las encuestas sobre lo que les preocupa a los argentinos. Pero a los argentinos y al presidente les preocupan cosas distintas”, apuntó.  

Realmente molesta 

Inmediatamente, Cristina Pérez continuó con su descargo. “El mandatario fue aplaudido en cambio por anunciar que no cambiará nada, ni del sistema previsional ni de la legislación laboral. El ajuste a las jubilaciones, la creciente población que trabaja en negro o que el estado haya sido en este tiempo el principal empleador no le indica que algo habría que hacer para no seguir igual. Todo está de maravillas. En un discurso de relleno donde buscó tapar con fastuosa enumeración la insustancialidad, el presidente dio cuenta de decenas de planes de asistencia del Estado que revelan cabalmente todo lo que la gente ya no puede hacer por sí misma como consecuencia del empobrecimiento. Y prometió profundizarlos”, arremetió. 

“Es curioso, en la lista de todas las cosas que andarán de maravillas de ahora en más, está el acuerdo con el Fondo que no implicará ajustes ni tarifazos. Pero que a pesar de ser el mejor acuerdo que se podía lograr, no concitó la valoración del hijo de la vicepresidenta, que pegó el faltazo, ni logró franquear la interna para que el mandatario pudiera presentar tan feliz entendimiento, en tiempo y forma en el Congreso, en vez de tener que apelar a tanto cotillón de cumpleaños. Cristina Kirchner fue quien le ordenó pedir el minuto de silencio por la guerra al principio del discurso y a instancias de reclamos del diputado Mario Negri”, disparó la periodista. 

“Cristina no podía ignorar que el micrófono haría escuchar la orden ni que las cámaras la tomarían a ella y a él que puso una cara de susto terrible al sentir que se le venía encima. El presidente le contestó al Senador Alfredo Cornejo que él no miente. Qué bueno saberlo. Ojalá, la realidad se impregne pronto con sus verdades para habitar ese mundo feliz, como decía la oyente. Por ahí, hasta Máximo Kirchner quiera habitarlo”, finalizó Cristina.