Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
La Cámpora

POLÍTICA

“Fue MacrI”: las pintadas de La Cámpora que presagiaban el rechazo K al acuerdo con el FMI

Crónica de un voto anticipado por parte del espacio que responde a Cristina y Máximo Kirchner.

<


El proyecto del acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya recibió media sanción en Diputados. No fue suficiente el rechazo K y de otros bloques minoritarios, pues, el pago de la deuda de 45.000 millones de dólares pasará al Senado. No obstante, en las horas previas a la sesión en la Cámara baja, el voto de La Cámpora ya se presagiaba luego de que trascendieran pintadas apuntando a Mauricio Macri. “Fue MacrI, se pudo leer en algunas paredes públicas de las calles porteñas.

“En la víspera de la votación del acuerdo con el FMI, lxs compañerxs de La Cámpora Caballito salimos a pintar las paredes de nuestro barrio para que quede claro que el responsable de que estemos en esta situación es Mauricio Macri”, atribuyó la organización kirchnerista en dicho barrio porteño. De esta manera, respaldaron la postura de Máximo Kirchner, quien se presentó a Diputados cerca de las 2 de la madrugada solo para aportar su voto negativo.

El posteo de La Cámpora Caballito estuvo acompañado de varias imágenes, en las cuales se puede leer la leyenda “Fue MacrI”, con las letras “F”, “M” e “I” en mayúscula y pintadas en amarillo, para resaltar del resto y que se lean subliminalmente las siglas del organismo financiero internacional, el cual aceptó otorgarle un préstamo al expresidente en 2018.

Seguidamente, la seccional Caballito del espacio liderado por Máximo Kirchner manifestó: “El préstamo más grande la historia del Fondo no se firmó para mejorar la vida de lxs argentinxs sino que fue una decisión política para garantizar la reelección de Juntos por el Cambio. Y ni así pudieron. Porque como sabemos, los Pueblos siempre vencen. No nos olvidemos #FueMacri”, insistieron.

El descargo de La Cámpora tras la media sanción

Tras rechazar el acuerdo con el Fondo, La Cámpora difundió un duro comunicado en el que argumentó su voto negativo en el recinto y realiza un exhaustivo análisis de la situación del país, incluyendo críticas al ministro de Economía, Martín Guzmán. El escrito se titula “La vuelta del FMI a la Argentina: ¿Cómo llegamos hasta aquí?” y consta de 15 carillas en las que se advierte que el programa acordado implica la implementación de “un plan de ajuste”, considerado “completamente desatinado” para “las actuales circunstancias del país”.

El texto inicia invocando a la figura de Néstor Kirchner y a su cancelación de la deuda en 2005. “Cuando Néstor decidió cancelar la deuda con el FMI no lo hizo desde una perspectiva ideológica. Al contrario: análisis histórico, pragmatismo económico y convicción política, fueron los ejes que guiaron su decisión”, afirmó La Cámpora. En la misma línea, manifestó que “a partir de la irrupción del FMI en la Argentina” y de “la aplicación de sus programas político-económicos”, se generó “un ciclo de endeudamiento en moneda extranjera sin precedentes en la historia”.

Asimismo, advirtió que “el Gobierno argentino debería haber optado por una negociación ‘dura’ que procure extender los plazos de devolución por encima de los reglamentos vigentes en el FMI, eliminar la sobretasa de interés y exponer ante los argentinos y argentinas y ante todos los Foros Internacionales posibles, no sólo aquellas gravísimas irregularidades del préstamo otorgado a Mauricio Macri”.

En esta línea, La Cámpora remarcó que también habría que haber atacado “el carácter y objetivo estrictamente político que tuvo dicho préstamo y que fuera exteriorizado por un funcionario de la administración (Donald) Trump y actual Presidente del BID (Mauricio Claver-Carone): concurrir en auxilio del Gobierno de Cambiemos y salvar la administración de Mauricio Macri”.

Es en ese camino que la agrupación elevó un cuestionamiento al equipo económico liderado por Guzmán por desarrollar “una estrategia equivocada” de “amabilidad, secretismo, hermetismo, confusión y desinformación en las negociaciones”, disparó La Cámpora contra el titular del Palacio de Hacienda, quien, curiosamente, emprendió un viaje a Estados Unidos y no estuvo en la Argentina al momento del tratamiento en Diputados. Las malas lenguas dicen que se sacó el peso y la incomodidad de encima.