Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gerardo Rozín
Gerardo Rozín

ESPECTÁCULO

Gerardo Rozín decidió no hablar de su enfermedad por este importante motivo

Un gran amigo del conductor de Telefe contó las razones por las que el productor prefirió resguardarse de la cobertura de los medios.

<

Siguen los homenajes en los programas tras la muerte de Gerardo Rozín. El fallecimiento del presentador de «La peña de Morfi» sorprendió a los televidentes pero muchos integrantes el medio sabían de la condición del famoso. De hecho, Claudio Belocopitt, socio del comunicador, contó el importante motivo por el que su amigo decidió no hablar de su enfermedad públicamente.

Ángel de Brito sentó al empresario en LAM para hacer una suerte de repaso de los últimos días de Gerardo y de su importante legado. «Varios colegas del medio le pidieron hacer notas y él dijo que no a todos. ¿Sabés por qué no quiso hablar públicamente?, le consultó el presentador de América TV.

En ese marco, Claudio retrucó: «Gerardo era un hombre de los medios y merecía las despedidas que le han hecho. Y yo le dije ‘¿por qué no das una nota?». «Él priorizó mucho, y me lo dijo claramente, que no quería que sus hijos vivieran todo lo que significaba un año de esto hecho muy público y que esto lo termine complicando«, develó después.

Él prefirió mantener esto hasta el final de la forma más privada, y ahí yo quiero agradecer a todos los medios que, de manera unánime, lo han cuidado», expresó el empresario haciéndose eco de los sentimientos de su amigo. Por otro lado, Belocopitt contó que Gerardo le dejó algunas instrucciones: «Me dio consejos sobre cómo seguir».

» La Peña de Morfi tenía previsto el lanzamiento el domingo 13 y yo le dije por qué no aguantaba un poquito más y se venía el domingo a ver cómo había quedado la escenografía. Me dijo ‘no, no, Claudio, ya está. Elegí buenas fotos. Hacé bien los homenajes, los finales’. Él hablaba con el productor general y le aconsejaba cómo poner los musicales», cerró el empresario emocionado.