Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Guerra informática: Google suspendió toda la publicidad en Rusia

Twitter ya había tomado la misma medida, pero decidió aplicarla en Ucrania también.

<

La invasión de Rusia a Ucrania provocó que no solo distintos países sino también importantes empresas lleven a cabo sanciones contra el Gobierno de Vladimir Putin. En ese sentido, hoy se conoció que Google decidió suspender toda la publicidad en Rusia, acorde con lo informado por CNN en Español. «A la luz de las circunstancias extraordinarias, estamos pausando los anuncios de Google en Rusia», explicó la empresa a través de un comunicado.

En esa línera remarcó que «la situación está evolucionando rápidamente» y adelantó que «seguiremos compartiendo actualizaciones cuando sea apropiado». Se trata de una determinación que incluye la totalidad de los espacios de publicidad que la firma tiene en Rusia, lo cual abarca la publicidad en pantalla de Google, YouTube y también las búsquedas.

Con esta decisión, Google copia en cierto modo los pasos de Twitter, que la semana anterior estableció la suspensión de la publicidad en Rusia, pero también en Ucrania. En ese sentido, CNN aclaró que todavía no se sabe si Meta, la compañía matriz de Facebook, suspenderá también la publicidad en Rusia, debido a que, por el momento, la empresa no contestó sobre ciertos comentarios que hacían referencia al tema.

No obstante, tanto Google como Meta ya habían implementado disposiciones con el objetivo de no permitir que los medios de comunicación del Gobierno ruso pudieran publicar anuncios en sus plataformas. La Unión Europea decidió manifestarse en la misma línea y Ursula von der Leyen, líder de la Comisión Europea, afirmó que no deberían permitirse las emisiones de las dos cadenas de televisión más importantes: Russia Today y Sputnik.

A través de su cuenta de Twitter, Leyen afirmó que «estamos respondiendo con duras sanciones contra Rusia» y remarcó que «nuestro objetivo es reducir la capacidad del Kremlin de hacer la guerra a nuestro vecino». En consecuencia, sostuvo que «la invasión tiene que parar» e hizo hincapié en que «estamos introduciendo sanciones radicales».

En esa línea destacó que esas medidas se están efectuando «a la velocidad de la luz» y «con nuestros aliados alrededor del mundo», agregó. Además, advirtió que «vamos a tomar pasos adicionales, si la situación se deteriora» y recalcó que «también nos estamos preparando en caso de represalias por parte de Rusia». Para concluir, precisó que «en particular estamos diversificando nuestros suministros y duplicando nuestras energías renovables». Por lo tanto, aseguró que «nuestra capacidad de resolución está más fuerte que nunca».