Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Copa Libertadores
Guillermo Burdisso, en su etapa en Boca.

BOCA JUNIORS

Guillermo Burdisso será rival de Boca en la Copa Libertadores y le hizo una advertencia a los de Battaglia

El defensor también jugará el certamen internacional.

<

Guillermo Burdisso llegó a Boca en 2013 y se fue en 2015, luego de 53 partidos oficiales (50 como titular) en los que marcó cuatro goles. Su paso por el plantel dejó dos títulos: el campeonato local del 2015 y la Copa Argentina del mismo año. Tiempo después de su salida, el defensor ahora será rival del conjunto azul y oro en la Copa Libertadores y ya le hizo una advertencia al equipo que dirige Sebastián Battaglia.

A los 33 años, el zaguero central ahora forma parte del plantel de Deportivo Cali de Colombia, que recibirá al Xeneize en la primera fecha de la fase de grupos. «Estamos mentalizados en un grupo bastante difícil con rivales que salieron campeones de la Copa. Todos son difíciles, uno por actualidad, otros por historia y también ubicación, pero nosotros pensamos en la grandeza del Cali», sostuvo Burdisso.

«Corinthians como Boca, si bien no tienen precedente de haber ganado copas recientemente, cuentan con muy buen plantel, muy buenos jugadores. Sobre todo Corinthians, con jugadores que estaban en Europa y en la selección», analizó Guillermo. «Y Boca similar, en menor medida, con Rojo y ahora Benedetto. Por ahí no están logrando los objetivos, pero son grandes y va a ser una pelea. La Copa la gana uno solo, lamentablemente», agregó.

Los objetivos

Sabiendo que será «el grupo de la muerte», Burdisso avisó que igual el Cali se puso como objetivo meterse en octavos de final. «Queremos hacer una fase de grupos con el objetivo de clasificar a octavos, va a ser muy difícil, muy parejo todo el grupo. Esperemos llegar a la última fecha con chances de clasificar. Tenemos un plantel completo para afrontarlo, con jugadores de experiencia que ya han jugado la Copa«, afirmó.

Además, habló de su experiencia en la Libertadores: «La tuve con Arsenal, fue bastante difícil, nos tocaron rivales complicados como Boca y Fluminense. Después jugué copas con Boca, donde pudimos clasificar siempre, y en los mata mata quedamos afuera». «En una ganamos a Corinthians, que venía de ser campeón del mundo. Y jugué por última vez con Independiente contra un Santos que estaba en uno de los mejores momentos, fue muy lindo», señaló.