Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Casa Rosada

POLÍTICA

Las metas que Argentina debe cumplir tras acordar con el FMI: ¿a cuánto debe llegar la inflación?

Tras la aprobación del Fondo, la Argentina deberá seguir una línea de metas a cumplir de cara a los próximos dos años.

<


En las últimas horas el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el acuerdo que ya trataron los legisladores en el Congreso de la Nación. De esta manera, Argentina obtendrá un giro de U$S 9.800 millones a cambio de que cumplan con una lista de metas de aquí a 2023. Este no será un trabajo fácil para Alberto Fernández puesto que debe reducir sus gastos, fomentar a la inversión y bajar la inflación en menos de 24 meses.

Dentro de los objetivos más destacados aparece la suba de precios como gran novedad. En 2021 creció en un 50,9% y, según lo acordado con el organismo, debería terminar el 2022 entre un 38 y un 48%. Para 2023 se estima que termine entre en un 32 y un 42%, por lo que la reducción deberá ser importante. En lo que va del año el acumulado es del 8,9 y se estima que en marzo supere los 5 puntos.

Por otro lado, se espera que las Reservas internacionales brutas crezcan en un 10% siendo llevadas desde un 39,7% del 2021 a 49,1% para 2022. Pensando en 2023 debería llegar al 51,5%. Para lograr esto se deberá fomentar a la inversión internacional, reducir el gasto en dólares y pesos y sostener las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

En relación a esto, la Variación de Reservas Internacionales necesita dar un importante salto para cumplir tanto con lo mencionado como también con lo pactado. En 2021 dio pérdidas por 1,5% y se requiere que para el corriente año de ganancias del 5,8% más otro 4% para 2023. Claro está que el Gobierno de Argentina tiene un arduo trabajo por delante aunque todos estos parámetros están relacionados entre sí.

¿Qué pasa con la deuda interna en Argentina

Respecto a la deuda del gobierno federal exigen que sea llevada de un 80,6% registrado el año pasado a un 74,4% para cuando finalice el corriente ciclo. De cara a lo que será el año electoral se apunta a que este saldo se mantenga y no sea recortado más que en un 0,2%. Por su parte, el financiamiento interno también deberá ser recortado y está estrechamente ligado a la deuda «en pesos».

En 2021 fue del 3,7% el financiamiento monetario del déficit fiscal y deben terminar 2022 con un 1,0% del mismo. Para el año siguiente debe ser reducido en un 0,4% más. Cabe mencionar que de reducir esto, la inflación debería reducirse también porque, supuestamente, habría más acumulación de reservas y menos dinero circulando por las calles de Argentina.