Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
moratoria

POLÍTICA

Los gestos contradictorios que llegaron de EE.UU a días de que el FMI debata el acuerdo con Argentina

Los mensajes de la Casa Blanca y Wall Street sobre el proyecto que se debate el próximo 25 de marzo en el board del Fondo.

<


El Fondo Monetario Internacional (FMI) votará el próximo viernes el acuerdo con Argentina, donde decidirá si avalará o no el proyecto aprobado en el Congreso. Días antes del cónclave, desde Estados Unidos llegaron dos señales contradictorias: por un lado un espaldarazo político de la Casa Blanca y, por otro, una advertencia económica de Wall Street.

Según informó NA, el Gobierno de Joe Biden respaldó a la administración de Fernández, tras entablar diálogo con el board Fondo para evitar que la Argentina cayera en default. Entre hoy y mañana, vencían 2800 millones de dólares que el país debía afrontar en el marco de la deuda con el organismo y, tal como había anticipado el Palacio de Hacienda, las arcas nacionales no estaban en condiciones de hacerlo.

Con las fechas desfasadas y ante el escenario actual, si el board no aprobaba el acuerdo y no giraba 9800 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro, la Argentina hubiese caído en default este lunes 21 de marzo. Desde el entorno del Jefe de Estado lo consideraron un importante espaldarazo en medio de las tensiones internas con la línea de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que rechazó el acuerdo en el Congreso.

La advertencia de Wall Street al FMI

Por otro lado, un fondo inversor de Wall Street consideró que el incremento del petróleo a raíz de la guerra en Ucrania, tendrá consecuencias en el programa económico acordado entre el Gobierno y el FMI. En el mismo sentido, anticipó que complicará el cumplimiento de algunas metas acordadas como el recorte de subsidios.

“El shock (de precios) energético ciertamente complica la factibilidad política de los ajustes tarifarios y de la estrategia de ajuste gradual. La audiencia pública debe aclarar los detalles con un enfoque progresivo dirigido a los consumidores residenciales de altos ingresos”, especificó el fondo Armherst Pierpoint. Entre los principales puntos del acuerdo se haya el recorte de los subsidios en torno al 0,6% del PBI.

No obstante, explicaron expertos, el salto en los valores internacionales llevaría a que se torne imposible que el Gobierno recorte subsidios debido a que la consecuencia de esta medida sería un crudo tarifazo. Por el contrario, creen que escalará el gasto público para frenar un salto imponente en las boletas.

Optimismo en Casa Rosada

A pesar de este escenario de alerta de Wall Street, el Gobierno se muestra muy confiado en que obtendrá el aval del Fondo a raíz de las expresiones que llegaron de Washington. Además del respaldo de la Casa Blanca, el vocero del Fondo respaldó este sábado el “amplio apoyo social” que tuvo el acuerdo para que este fuese aprobado.

“Argentina está comprometida con políticas que fomenten un crecimiento más sostenible e inclusivo. También es testimonio de la dedicación y el arduo trabajo de las autoridades argentinas que han ayudado a lograr este importante paso hacia adelante”, sostuvo en el escrito que alimentó el entusiasmo en Balcarce 50.