Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ana Rosenfeld

ESPECTÁCULO

«No quería dejarme sola»: la angustia de Ana Rosenfeld al recordar lo que tuvo que vivir con su marido

La panelista decidió sincerarse tras una situación que tuvo que transitar luego de perder a su marido.

<

Un momento realmente triste. Eso fue lo que se vivió ayer en ‘LAM‘, cuando Ángel de Brito contó que Ana Rosenfeld no asistió al festejo de cumpleaños de Yanina Latorre por un motivo especial. La panelista asistió a su primer evento tras haber perdido a su marido, Marcelo, y decidió compartir cómo está viviendo su vida desde que esto sucedió.

«Fui al casamiento de la mejor amiga de mi hija. Me recibieron maravillosamente bien pero yo me sentí un poco rara, porque era un evento muy especial», comenzó explicando Ana Rosenfeld. Entonces, Yanina Latorre le preguntó: «¿No bailaste porque no corresponde? ¿No lo sentís?». Sin dudarlo, la panelista afirmó: «No lo siento. Yo siento que tuve una vida antes de Marcelo, una hermosísima vida con él y va a haber un después que todavía no lo sé».

Entonces, Ángel de Brito quiso indagar en lo que vivió el día anterior y le preguntó si se sintió sola en el evento. «Me sentí diferente. Yo sé que todos los que viven un duelo, es muy difícil volver a salir, volver a ver la vida con los mismos ojos que la veías cuando estabas en pareja. Me sentí realmente feliz de poder compartir, pero triste de saber que estaba sola», confesó Ana.

Posteriormente, la panelista se animó a comentar al aire: «Voy a decir algo que va a caer mal, pero sufrí mucho no solamente estar sola, sino ver que la gente está feliz y yo no. Eso es un gran dolor, porque siempre me di cuenta que era una mujer feliz, compartía cosas hermosas con Marcelo y desde ese lugar todo el mundo nos veía y lo aplaudía». En ese momento, Ángel de Brito decidió preguntarle si pudo hablar con un especialista, para transitar el duelo, y la angelita confesó que aún no está preparada.

Sin embargo, luego contó que en unos días se encontrará con un rabino que la acompañó en todo momento. «En ese momento uno se aferra de todo. Cuando pasó lo de Marcelo, a la primera persona que llamo es a él, para darme la ilusión de un milagro. Y me dijo ‘madame madame’, y ahí me preocupé muchísimo. Porque, en vez de darme un voto de alegría, de saber que podía salir adelante, ya me anticipó», compartió Ana Rosenfeld al aire.

«Obviamente, en el día a día lo fui viviendo desde otro lugar. En todo momento me dijo ‘Marcelo está haciendo un esfuerzo terrible por no dejarte sola’. Eran palabras muy fuertes, porque el no solo estaba luchando por él, sino por mí, porque no quería dejarme sola», expresó emocionada. Finalmente concluyó: «Volver a encontrarme con todo el grupo de amigos, fue duro, porque sé que la vida, de ahora en más, es así».