Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Crisis alimentaria

SOCIEDAD

¿Por qué la Guerra en Ucrania podría generar una crisis alimentaria mundial?

Expertos y productores anticipan que el conflicto bélico en el este de Europa ya golpea al suministro del mundo entero.

<

La guerra entre Ucrania y Rusia impacta de lleno en el mundo entero al tratarse de los principales exportadores de trigo y fertilizantes, respectivamente. Frente a este escenario, expertos anticiparon que el conflicto bélico en el este de Europa provocará una «crisis alimentaria» mundial que ya se siente en algunas regiones pero podría profundizarse.

Svein Tore Holsether, CEO de Yara, una de las más grandes multinacionales de los fertilizantes que opera en más de 60 países, enfatizó que la crisis ya es una realidad pero se pronunciará. «Para mí, no se trata de si nos estamos moviendo hacia una crisis alimentaria mundial, sino de cuán grande será la crisis«, expresó el directivo según informó NA. Para comprender el inminente desenlace de una posible escasez deben entrelazarse una serie de factores. 

De acuerdo a los registros, alrededor de una cuarta parte de los nutrientes claves utilizados en la producción de alimentos en Europa provienen de Rusia. Por lo que, el impacto de la guerra condiciona la exportación. «Ya estábamos en una situación difícil antes de la guerra… y ahora hay una interrupción adicional en las cadenas de suministro y nos estamos acercando a la parte más importante de esta temporada para el hemisferio norte, donde se necesita mover una gran cantidad de fertilizante», señaló el empresario. 

El país de Vladimir Putin produce enormes cantidades de nutrientes, como potasa y fosfato, ingredientes clave en los fertilizantes que permiten el crecimiento de plantas y cultivos. Estos productos son necesarios para la producción de los alimentos que dan de comer, al menos, a la mitad de la población mundial. En caso de continuar con el actual nivel de suministro, el rendimiento de los cultivos caerían más del 50% por lo que el stock de productos también registraría un descenso. 

El golpe al trigo

Por otro lado, Rusia y Ucrania son considerados los mayores productores de alimentos a nivel mundial. Este último país, por ejemplo, es uno de los principales productores de trigo y el año pasado exportó la mitad de todo el aceite de girasol que se comercializa a lo largo del globo. En este sentido, y sintonía con el CEO de Yara,  presidente del Consejo Agrario Ucraniano también alertó por una crisis alimentaria. 

“Según numerosas previsiones de economistas internacionales, el año 2022 debería recordarle al mundo que los recursos del planeta no son eternos, dados los efectos de la pandemia prolongada, los problemas energéticos y el cambio climático. Pero ahora a las razones ya existentes se ha añadido la guerra en el territorio del país más grande de Europa, que es el principal exportador de alimentos del mundo, y los mercados de consumo ya han reaccionado”, explicó Andriy Dykun. 

Poca oferta y salto en el precio

Puertas adentro, Ucrania ya se enfrenta a una crisis alimentaria. Los invasores rusos bloquearon varias ciudades sin la posibilidad de proporcionar suministros de alimentos, y la campaña de cultivo está amenazada por falta de materiales necesarios, muchos de ellos importados de Moscú. Además, parte de los trabajadores de las empresas agrícolas fueron al frente de batalla  y a las filas de la defensa civil. 

A su vez, el impacto se da en el comercio exterior. Kiev se encuentra entre los 5 principales exportadores de alimentos del mundo y, por el momento, el país del este europeo destina la producción al abastecimiento local por lo que la nula salida de productos impacta de lleno en países importadores. En consecuencia, los mercados se achicaron y las bocas de ofertas de trigo son muy pocas por lo que la faltante se empezará a sentir en el corto plazo, al tiempo que la poca materia prima disponible tendrá un valor muy alto.