Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo Martínez

ESPECTÁCULO

Salió a la luz un fuerte mensaje de Gustavo Martínez antes de su muerte: «No lo digas, por favor»

La noticia generó consternación y fuertes detalles continúan saliendo a la luz.

<

Pasan las semanas, pero el mundo del espectáculo continúa conmocionado. Y es que la muerte de Gustavo Martínez fue un duro golpe para toda su familia, pero también generó muchas versiones dentro del entorno de Ricardo Fort. El personal trainer fue el elegido años atrás por Ricardo Fort, para que se hiciera cargo de sus dos hijos, Marta y Felipe, hasta que cumplieran la mayoría de edad.

Ahora, fue en Mitre Live, el ciclo que conduce Juan Etchegoyen en Mitre Live, donde dieron a conocer un fuerte chat que mantuvo con uno de sus sobrinos, Pablo, donde dejaba muy en claro que su situación económica no era para nada buena, sino todo lo contrario. “Si podés darme algo para comer porque acá no quiero donde estoy. No tengo un peso y no lo digas, por favor”, lanzó.

“Sale este mensaje a la luz en medio de la guerra familiar. Es tétrico el mensaje. No lo puedo creer y seguramente vos también. Cómo puede ser que una persona rodeada de millones de dólares no tenga plata para comer”, lanzó el conductor delante de cada uno de los usuarios. “¿Qué nos está faltando de esta historia? Es un mensaje revelador después de la trágica muerte de Martínez”, señaló.

Cabe recordar que esto no fue todo, ya que otro de sus sobrinos, Nicolás, se mostró tajante al momento de hablar de la familia del empresario chocolatero, y de todo lo que sucedió con su tío. “La familia Martínez está llena de preguntas.Si estaba tan enfermo ‘como dicen ahora’ ¿Por qué estaba en un departamento sin atención médica con tres menores? Queremos que la Justicia investigue”, apuntó.

“Siempre compartimos Navidad con él solo, la realidad es que él vivía solo. Hace rato él tenía problemas en el sentido de que no tenía plata. Todo lo que uno se cree que es, es lo contrario. No tenía para pagar sus gastos, ni sus tarjetas. Nosotros no entendíamos por qué. La verdad que lo teníamos que ir a buscar, si les limpió el cu… desde que eran bebés. El chabón terminaba solo y andá a saber dónde. Hay un abandono emocional”, lanzó.

e