Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

ECONOMÍA

Tarifazos en Argentina: los pronósticos económicos que desmienten las promesas de Alberto Fernández

La quita de subsidios energéticos es una de las peticiones del FMI para que el país baje su inflación.

<

Alberto Fernández habló de los tarifazos en Argentina durante la apertura de sesiones en el Congreso de la Nación, en medio de un clima agitado por las chicanas del Gobierno a la gestión anterior de Mauricio Macri y por las posturas económicas y políticas que tomarán a partir de ahora. Ahora, pese a la decisión del presidente de no hacer grandes aumentos, los pronósticos económicos sobre las tarifas desmienten sus promesas.

“En Argentina, se acabaron los tarifazos. Vamos a segmentar los subsidios para lograr niveles de tarifas racionales, con justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad. Por eso es que, en principio, apuntamos a que el 10% de mayor capacidad económica deje de ser beneficiario de subsidios. Para el resto de los usuarios, nuestra política se inspirará en la ley 27.443, votada en este Congreso de la Nación en 2018 y vetada por el entonces presidente Mauricio Macri”, anunció Fernández. 

“Esa normativa establecía que las tarifas solo podrían incrementarse teniendo como tope el Coeficiente de Variación Salarial. Lo que nosotros haremos será utilizar ese mismo indicador, pero estableciendo que la evolución de las tarifas estará claramente por debajo de la evolución de los salarios. Así, alineamos el tema de las tarifas con una política clara para recomponer los ingresos en términos reales», culminó.

De esta manera, el Gobierno sigue firme con el aumento del 17 al 20% en las tarifas, tal como lo habían anunciado semanas atrás. Si bien desde el oficialismo esperan una recuperación económica y una reducción del déficit fiscal, habrá que evaluar si el aumento de tarifas pactado y la segmentación de subsidios es suficiente para cumplir con el acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aumento insuficiente

Los especialistas no están de acuerdo con la postura de Fernández, ya que el incremento no sería suficiente para costear el gasto que significa generar energía, mantener los equipos y distribuir el servicio. Según el exsecretario de Energía, Daniel Montamat, las tarifas deberían aumentar entre el 80 y el 90%. «Las tarifas tanto de electricidad como de gas, que vienen no actualizadas desde abril del 2019, tendrían que estar aumentando entre un 80 y un 90%», argumentó.

Emilio Apud, también exsecretario de Energía, fue más tajante al establecer que la suba debería ser del 150%. «Sin subsidios, el usuario se beneficiaría por una menor inflación, un menor cepo cambiario y una mejor calidad de los servicios. Es que los subsidios no cubren inversiones: a mayores subsidios, peor calidad de servicios», indicó. 

Críticas a la segmentación tarifaria

La segmentación tarifaria también fue bastante cuestionada por los expertos y por gran parte de la ciudadanía que reside en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El mismo exfuncionario especificó que «La segmentación propuesta aplica solo a electricidad y al 10% de los usuarios del AMBA, que son el 40% del total país. O sea, se aplica al 4% de los usuarios totales de electricidad».

Otro de los puntos calientes de discusión fue el criterio que se estableció para la quita de subsidios. En vez de considerar el consumo individual, se tuvo en cuenta la geolocalización de los barrios. De este modo, una persona que vive en un monoambiente en Palermo estará pagando más que una familia que reside en un caserón de Villa Devoto, ya que el primer barrio está comprendido en la quita de subsidios mientras que el segundo, no.