Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Frente de Todos

POLÍTICA

Tras el acuerdo con el FMI: ¿cuál es el «sentido de unidad» del Frente de Todos de cara al 2023?

El arreglo con el Fondo no fue apoyado por todos los miembros del oficialismo, lo que generó nuevas internas dentro de la coalición gobernante.

<


Diputados ya la dio media sanción al acuerdo con el FMI y en consecuencia, el lunes se debatirá en el Senado, donde la postura de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, jugará un rol clave. Si bien el convenio fue aprobado en la Cámara Baja, 28 legisladores del Frente de Todos votaron en contra y esto lleva a preguntarse qué pasará dentro del oficialismo tras el arreglo con el Fondo.

En C5N, el periodista Nahuel Fernando hizo hincapié en «el sentido de la unidad» y recordó que «en el 2019 era bastante claro que el sentido de la unidad era decirle basta al neoliberalismo». «Yo personalmente creo que en el 2020 y en el 2021, si bien no fue algo explícito, capaz que el mayor sentido de unidad frente a la adversidad de la pandemia fue pongamos a la salud pública y a las políticas de cuidado en el centro de la escena», sostuvo.

«Entonces, ahora aparece una discusión, que es inevitable, que es cuál es el nuevo sentido de unidad dentro del Frente de Todos», remarcó y explicó que consiste en «cómo el Frente de Todos se reconvierte en base a un nuevo sentido». En ese punto, aseveró que «resultan fundamentales las principales claves del FMI» y precisó «que la primera, la ecónomica ya está clara. Si realmente se puede pagar y después crecer o si se paga y luego se crece».

«La segunda es la judicial. De qué forma se le exije al Poder Judicial y ya hay una querella en curso, si es que se comprueba quiénes cometieron un delito y endeudaron al país que paguen por ese delito, que serían Mauricio Macri y sus secuaces», indicó. Acto seguido puso el foco en «la parte política» y manifestó que se trata de «ver cómo hace el Frente de Todos para salir de esta disputa no más débil sino más fuerte» y remarcó que «es la situación más difícil que ha tenido que enfrentar después de la llegada de la pandemia».

«Por último, está la cultural. Según una encuesta de Ámbito Financiero, el 40% de los argentinos piensa que esto (la deuda) lo contrajó Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner)», recalcó y advirtió que «sino se da una disputa cultural va a crecer ese número y puede que mañana el 70% piense de esa manera». «Entonces, la pregunta es, y ahí creo que el Frente de Todos tiene que cerrar filas, para dar una disputa cultural y cambiar eso que está pasando en el sentido común», manifestó.

A su vez, alertó que esa batalla cultural es necesaria porque «la derecha va a jugar todo el tiempo con eso» y sin quedarse callado, marcó que «lo escuchamos todo el tiempo a (Marcelo) Longobardi y a todos ellos y parece que la deuda la tomó Cristina o Alberto, ya no se entiende. Es un mengunje». Otro de los comunicadores, Fernando Borroni, se sumó al análisis y al igual que su colega, aseguró que «el tema de la unidad es fundamental».

«Un sector del Gobierno pensó mas en caerle simpático a la oposición y no en las distintas patas que conforman el Frente de Todos»

«Es la única manera de salir de esta situación», afirmó y agregó que «además es la única forma de afrontar el ajuste que se viene del FMI». Ante ese marco, consideró que «se armó una unidad electoral y luego no se construyó una sintesis política» e insistió con que «la pregunta es por qué no se construyó una sintesis política». «Entre otras cosas, porque desde un sector del Gobierno, pero hago responsable a todo el Gobierno, se pensó más en el diálogo hacia afuera», cuestionó.

«Es decir en el diálogo para con la oposición y no en el diálogo con las distintas patas que conforman el frente», señaló y enfatizó que «para consolidar la unidad política te tenés que sentar con los actores del frente». Por lo tanto, criticó el hecho de «estar más preocupado por caerle simpático a un sector de la oposición que por contener al sector del massismo, al kirchnerismo, a los sindicatos, a los movimientos sociales» y subrayó: «La importancia de institucionalizar el Frente de Todos».

En ese punto, la conductora Daniela Ballester cruzó a Borroni y le dijo: «Pero, vos decís caerle simpático a la oposoción y suena como que estás paveando. Y después vos necesitás que esa oposición te vote el acuerdo, por ejemplo». Ante esto, el periodista explicó que «yo creo que a veces tenes que negociar con la oposición, como en este caso para el arreglo con el Fondo y otra veces no».

«El tema es por qué se necesitó a la oposición», resaltó y puso el acento de nuevo en que «faltó ese diálogo con todos los sectores». «En estos años se desconoció a todas las partes que formaban el Frente de Todos«, sentenció y recordó que «un sector del frente venía hablando de las políticas con el Fondo hace más o menos un año y medio, pero no se juntaban a charlar de eso».

Aquí nombró a la vicepresidenta y destacó que «recuerdo una carta de Cristina donde decía hablamos 19 veces en dos años. No me llaman, no me convocan» al tiempo que aclaró que «no la estoy poniendo de víctima a Cristina. Pongo la responsabilidad en todos para no monopolizar». Es por eso, que la «unidad es entender y consolidar la representatividad que hay en cada uno de los sectores», aseguró.

Ante ese panorama sostuvo que «la política es conflicto y es tensión. Después aparece el diálogo para sortear ese conflicto y esa tensión» y remarcó que «claro que se puede hablar con todas las personas de la oposición». «Pero, lo que no podemos negar es el interés que el otro representa», subrayó y a modo de ejemplo, indicó que «(Elisa) Carrió haya hablado con Alberto para que se vote (el acuerdo con el FMI) no quiere decir que Carrió no haya sido una de las mayores responsables de este endeudamiento».