Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Alberto Fernández celebró la decisión de la ONU sobre Lula Da Silva

En su cuenta de Twitter el Presidente destacó que «se reconoció la persecución a Lula» y recordó cuando estaba «injustamente detenido».





banner

El Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ratificó hoy que el expresidente de Brasil, Lula Da Silva no contó con las garantías legales durante los procesos penales que enfrentó por corrupción. «Se reconoció la persecución a Lula» celebró Alberto Fernández respecto a la decisión que tomó el organismo.

En su cuenta de Twitter, el mandatario nacional compartió un mensaje en el que mostró su alegría por la decisión que tomó la ONU. En ese sentido, destacó «esto abre un nuevo horizonte para quienes luchamos contra el lawfare, por una justicia íntegra y por la vigencia plena de la democracia y el Estado de derecho». Al mismo tiempo contó lo que le dijo el brasilero.

De esa manera, Fernández detalló «hoy le escuché decir a mi querido amigo Lula que esto representa para él un lavado del alma». En ese sentido, agregó «no pude dejar de recordar sus palabras y el abrazo que nos dimos cuando lo visité en los días en los que estuvo detenido, sometido a una injusta prisión». Finalmente, el Presidente expresó «renuevo mi cariño y mi solidaridad incondicional con Lula, con la esperanza de que un nuevo tiempo asome en América Latina«.

La decisión de la ONU

En la decisión de la ONU se ratificó que se violaron las libertades de Lula a ser juzgado por un tribunal imparcial, así como su privacidad y sus derechos políticos. Es que el exmandatario brasilero fue investigado en 2016 dentro de la macrocausa Lava Jato. Este hecho destapó una trama de corrupción dentro del seno de la estatal Petrobras y varias constructoras privadas.

Tras la determinación del juez que llevaba la causa, Lula empezó a cumplir su condena en abril de 2018 cuando aún había recursos pendientes. Incluso, pocos meses después el Tribunal Superior Electoral (TSE) anuló su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre de ese año. Allí iba a enfrentar a Jair Bolsonaro, quien finalmente resultó vencedor.