Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Campo

POLÍTICA

El Gobierno acusa, pero los productores desmienten: ¿el campo se favoreció con la guerra en Ucrania?

Las internas llegan hasta el Ejecutivo, donde el Ministerio de Economía y el de Economía están en veredas opuestas.

<


El último lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, subrayó que el alza en el precio de las commodities por la guerra en Ucrania generó una “renta inesperada” al campo. Mientras desde el Gobierno insisten en que desde el sector agrícola se especuló con el impacto del conflicto bélico, los productores y afines niegan haber tenido rédito.

El campo remarca que no existe tal renta debido a que, en paralelo al alza del trigo y demás commodities, se produjo un fuerte alza en el precio de los fertilizantes. De acuerdo a un informe de A24, estos productos registraron una suba histórica llegando a igualar los picos de la crisis mundial del 2008 con una fuerte caída de la economía norteamericana. 

En Argentina uno de los más utilizados es la urea, que se produce a base de gas y uno de los principales exportadores mundiales es Rusia, afectada por la guerra. Justamente, la escasez de oferta de este recurso impulsó el precio que, en consecuencia, se terminó trasladando al valor final fertilizante.

¿Cuánto más tienen que producir para equilibrar la pérdida?

Para equilibrar la balanza y poder obtener renta positiva, los productores deberían producir un 53% más de trigo y un 60% más de maíz que hace un año para tener el mismo margen de ganancia registrado hasta el momento. Este retroceso se debe, además de la guerra, al impacto de los incendios que azotaron al país en los últimos meses.

Incluso, en las últimas horas el número dos del Ministerio de Agricultura, Matías Lestani, negó la existencia de la renta inesperada y reafirmó el argumento de los fertilizantes. “La relación insumo-producto está peor que la campaña anterior”, expresó. Según explicó, los productores comercializaron a precios preguerra y deben comprar los fertilizantes a precio actual, es decir, con aumento. 

No obstante, si se compara el alza entre las commodities y los fertilizantes, estos últimos pegaron un salto más grande. La urea granulada escaló en torno al 87% y el fosfato monoamónico un 57%. Por otro lado, el trigo -cereal que más aumentó- lo hizo en torno al 36%. 

Hasta el momento, no se emitieron cifras oficiales al respecto pero desde el campo suman argumentos para respaldar su planteo.