Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Baby Etchecopar

ESPECTÁCULO

«Es una cueva de chorros»: la opinión de Baby Etchecopar sobre el INCAA

El conductor se refirió a la situación que se generó en torno al mencionado instituto, y que provocó que el presidente Alberto Fernández echara por decreto a su titular, Luis Puenzo.

La crisis que se vive en el INCAA es realmente fuerte. Diversos artistas se han manifestado en contra de las políticas llevadas adelante en el organismo. En medio de la polémica, fue nada más y nada menos que Baby Etchecopar quien opinó al respecto en «Basta Baby», el programa que conduce a través de la pantalla de A24.

«Vamos a hablar del INCAA, el INCAA es una maquina de coimear. Como Canal 7, es una máquina usada por el gobierno de turno pero con cabezas que están siempre. Ahora se dieron cuenta de que el INCAA es una cueva de sinvergüenzas y actores chupacul… de los gobiernos de turno», comenzó disparando delante de cada uno de los televidentes.

«El actor es un tipo que se cag… de hambre, que lucha por su laburo, yo hablo de los genuflexos, de los que un día banca a Cristina y el otro día putean porque no le dieron el crédito. Todas estas lacras que bancamos con nuestros impuestos para que jueguen a ser actores», apuntó Baby Etchecopar, siempre dispuesto a decir todo lo que piensa.

Defensa inesperada

Sin embargo esto no fue todo, ya que también habló de uno de los actores que más afinidad ha demostrado tener hacia este gobierno, destacando su trayectoria en el medio a pesar de no estar de acuerdo con su pensamiento. «Dady Brieva estará equivocado o no con lo que diga pero la guita se la ganó llenado teatros», lanzó el periodista.

«Llenando teatros por todo el país. No estaban esperando que le tiraran un crédito del INCAA o que ‘La Jefa’ le diera un lugar en Canal 7. El INCAA es una cueva de chorros, igual que SADAIC (Sadaic Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música) y CAPIF (Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas)», sentenció Baby.