Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fabián Doman
Fabián Doman

ESPECTÁCULO

Fabián Doman apuntó contra el gobierno nacional en Canal Trece: «Somos una joda como país»

El comunicador dejó de su descargo en vivo y en directo, luego de las medidas que se anunciaron desde el oficialismo.

<

Tajante y sin rodeos. De esta manera se mostró en las últimas horas uno de los periodistas más reconocidos de los medios de comunicación de nuestro país, como es el caso de Fabián Doman. Esto sucedió en «Momento D», el programa que conduce a través de la pantalla de Canal Trece, donde comentaron el nuevo bono que fue anunciado.

«En la Argentina pasa de todo. Es un país donde se estandariza lo normal. La vicepresidenta habla mal del presidente en público y no pasa nada. El otro día me preguntaron en un medio uruguayo sobre la oposición, y dije que es muy difícil serlo cuando no hay oficialismo», comenzó manifestando delante de cada uno de sus panelistas.

«Estoy sorprendido de la falta de reacción de los actores de poder, de aquellos que ven cómo su plata se hace mierd… todos los días, no los veo preocupados. Parece joda, lo único que hacen es hablar de candidaturas, de los dos sectores. Somos una joda como país, con todo respeto lo digo. Somos poco serios», señaló Fabián Doman e inmediatamente fue por más.

«Si no te gusta Alberto te vas, hermana. Si no te gusta, andate. Renuncien. Se toca la ausencia de poder. Tampoco lo entiendo a Alberto, manda a 15 tipos a hablar con los periodistas todos los días, y después resulta que no es capaz de echar a nadie. ¿Para qué manda a los periodistas a hablar mal de Cristina si después no va a echar a nadie?», indagó picante Fabián Doman.

«El problema no es solo el que no llega al plato de comida. Está el que labura y no llega. El papá y la mamá con dos pibitos que juntan 100 lucas por mes y no llegan y no van robar. Que no tienen planes porque laburan, pero no les alcanza porque los salarios se hicieron mierd… Les van a dar a los jubilados 12 mil mangos, menos mal, ¿pero qué hacen con esa plata?», preguntó Doman.