Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Federico Bal

ESPECTÁCULO

Federico Bal confesó sus sentimientos en vivo: «Es el amor de mi vida»

El flamante conductor de Canal Trece profundizó sobre su historia romántica en un programa de la tarde.

<

Federico Bal fue noticia en los últimos días tras el accidente que sufrió en Brasil. Sucede que el animador viajó al país vecino para grabar unos episodios de «Resto del Mundo» para El Trece y se lastimó al golpearse con el motor de un parapente. Mientras se recupera en un establecimiento médico, el hijo de Carmen Barbieri se comunicó en ciclo de Fabián Doman y confesó sus sentimientos hacia Sofía Aldrey, su novia.

«Mirá, la estoy mirando a la cara y es el amor de mi vida. Porque me cuida un montón, y a veces me reta muchísimo, porque yo no paro de atender el teléfono, no paro de trabajar. No paro un segundo, y me dice primero tu salud, después el programa y después todo lo que vos querés, pero primero tu salud”, expuso el actor en diálogo con «Momento D».

Asimismo, el famoso reconoció: Y ella es la única que me baja a la tierra y no le doy bola por momentos, porque yo no puedo parar de trabajar. Yo soy un volado, soy re loco, y no paro un segundo de trabajar. Y me ve que de golpe vienen las enfermeras, me quieren cambiar el catéter, el suero, y yo estoy con una mano en el teléfono, otro con la compu, y me dice ¿podés darte bola a vos un momento?».

«Y se enoja, nos matamos porque ella solamente quiere que yo esté bien, y yo nada, la amo», aseguró sobre ese tópico. Cerca del cierre del reportaje, Bal dio detalles sobre su estado actual: “Estoy con muchos calmantes, en la clínica Las Américas, acá en Río de Janeiro. Es un lugar increíble pero pasé unas horas y unos días terribles».

Para cerrar, el famoso afirmó: “Y estábamos grabando para Resto del Mundo, que lo verán este sábado, y decidimos subirnos, entre otras cosas, a un parapente, a un paramotor, que es como un parapente pero con un motor de avión muy grande. Es una estructura bastante rústica ¿no? Y la verdad que tuvimos un accidente muy grande».