Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Jorge Lanata
Jorge Lanata

ESPECTÁCULO

Jorge Lanata sorprendió al recordar una faceta desconocida

Jorge Lanata una vez más se confesó sobre diversas cuestiones al aire de Radio Mitre, durante su pase con Eduardo Feinmann.

Jorge Lanata sale al aire de Radio Mitre todos los días. Allí antes de comenzar con «Lanata Sin Filtro«, realiza el pase junto a Eduardo Feinmann. Su colega está a cargo de «Alguien Tiene que Decirlo«. En una de las últimas conversaciones, luego de analizar la actualidad con su toque ácido y picante, compartieron una charla más relajada. Fue allí que Jorge Lanata sorprendió al recordar una faceta desconocida.

«Yo fui mozo mucho tiempo. Habrá sido en el 78 o el 79. Capaz te atendí. Laburé de mozo y después fui encargado», reveló Jorge. «¿Y te acordabas los pedidos?», quiso saber Feinmann. «Obvio. Voy a dar una clave para cualquier que lleva una bandeja. Lo más pesado siempre va en el centro de la bandeja. Las botellas. Y los platos a los costados», expresó el periodista político a modo de recordatorio de sus viejas épocas.

«La bandeja se agarra siempre con una sola mano, nunca con las dos. Estirás los dedos y agarrás la bandeja. Y después. Nunca pero nunca se mira la bandeja. Se mira el horizonte. Porque el cuerpo tiene un equilibrio natural», agregó el actual conductor de «Lanata Sin Filtro». «Incluso aunque camines rápido», insistió. «¿Y quién te enseñó todo eso Jorge?», quiso saber María Isabel Sánchez.

«Y ahí mismo los pibes con los que trabajaba. En esa época estaba de moda que gente que estudiaba en la facultad, laburara haciendo otra cosa. Y habían muchos pibes de mozo. Se dejaba buena propina, lo que estaba bueno porque tenía plata todo el tiempo. Es divertido. Es un trabajo que te enseña a bajar un poco el copete viste. Porque estás sirviendo», señaló sobre esta etapa de su vida.

«Es cierto que también aprendés a conocer a la gente. Ves a una pareja y sabés si es la primera vez que salen, si te dejan buena propina, o que vana pedir. Como que aprendes a intuir. Es raro porque a veces gente que te trata para la mier** a veces es la que mejor propina te deja. Y me bajó el copete», explicó. «¿Alguna vez le pusiste algo en el café a alguien?», consultó Isabel. «No, pero le tiré un par de jugos de naranja a un tipo. Porque siempre viene algún bolu** que se hace el canchero y te gasta. Y un par de veces pasó», cerró Jorge.