Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nazarena Vélez
Nazarena Vélez

ESPECTÁCULO

Nazarena Vélez habló de su vida privada y dejó una revelación: «Yo creo»

La figura de América TV se mostró más sincera que nunca al momento de dar detalles desconocidos sobre lo que vivió.

<

Se trata, sin lugar a dudas, de una de las personalidades más mediáticas y populares del mundo del espectáculo de nuestro país. Y es que Nazarena Vélez siempre es noticia por sus actos o sus dichos, tal como sucedió en las últimas horas. Esto tiene que ver con una confesión que dejó la panelista de LAM , el ciclo de Ángel de Brito, en sus redes sociales.

“Yo creo que sí soy bisexual. A ver: salí con dos chicas. Chapé, intimidad nunca tuve. Una vez fue a los veintipico de años y otra a los treinti… Así que sí, yo creo que soy bisexual”, aseveró la madre de Barbie Vélez más sincera que nunca, a través de un video de Tik Tok. En su momento, la actriz y productora había hablado de esto en su canal de YouTube.

“Me consideraría heterosexual para la sociedad, pero particularmente bisexual debido a las dos experiencias que tuve: yo soy yo, esos motes no me caen bien. A mí las mujeres me encantan, me parecen hermosas y me pasa desde muy chiquita. Yo admiro mucho a la mujer. Un día conocí a una chica, una amiga, llamémosla Luz, no voy a decir su nombre. Divina, amorosa”, sostuvo Nazarena Vélez.

“Declarada gay, me lo dijo ni bien me conoció. Yo me había casado virgen, a los 18 años. Me separé. Estaba con mi hija que tenía un año. La conocí y después se hizo mi amiga, un amor de persona, ella me hacía la gamba en todo. Un día empecé a darme cuenta de que me interesaba estar todo el tiempo con ella. Y no me copaba que ella fuera a un boliche. Entonces me pregunté: ‘¿Qué onda?’”, comentó.

“Y después, sin que ella se enterara, empecé a mirarla distinto. Me encantó, no puedo decir otra cosa. Lo lamento por quienes se estén horrorizando. Me pareció súper sensual, me gustó. Y después ella se quedó como con culpa y no pudimos tener nunca más la misma amistad. Me pasó de pensar que quizá yo estaba flasheando o quería vivir la experiencia, pero ella se podía terminar enamorando- Diez años más tarde me hice amiga de quien era mi asistente en el teatro y también nos pasó algo así. Pero, cuando estábamos para avanzar, yo también di marcha atrás”, finalizó.

Nazarena Vélez