Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nelson Castro
Nelson Castro

ESPECTÁCULO

Nelson Castro regresó al país tras su cobertura en Ucrania: «Vidas que no están más»

El reconocido periodista había viajado a reemplazar a su compañera Carolina Amoroso, sobre quien también se refirió en su vuelta a la Argentina.

<

Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los comunicadores más importantes, queridos y prestigiosos, tanto de la radio como de la televisión nacional. Hace algunas semanas, Nelson Castro viajó a Ucrania en medio de la invasión rusa, para realizar la cobertura correspondiente que se emitió por Canal Trece y TN. Finalmente, el periodista regresó y se manifestó delante de las cámaras.

En medio de los fuertes aplausos de sus compañeros, no dudó en manifestarse. «Yo lo tome en nombre de todo el equipo, Osvaldo Berisso, Rodrigo Sánchez Miguel y Manu Jove porque, obviamente, hubiera sido imposible hacerlo sin ellos… ¡Y por supuesto recordando al primer equipo que hizo muchísimo para que pudiéramos hacer cosas nosotros! con Carolina Amoroso y Gonzalo Bañez», señaló.

Además, al ser consultado, contestó cuál es la imagen que se viene a la mente cuando está por dormir. «Son dos, una de la de los chicos, eso es algo muy fuerte; y la otra imagen es la de la destrucción, porque no sólo te marca que ahí había vidas que no están más, sino que muestra que los que se salvaron, una parte de su vida muere, porque sus recuerdos, el pasado, proyectos de vida ya no están», sostuvo.

El relato de Carolina Amoroso

Fue en Radio Rivadavia, cuando tras su regreso a nuestro país, la periodista habló de lo que vivió. «Yo viajé a Ucrania la mañana después de la invasión. Había estado despierta, prácticamente, toda la noche porque habíamos dado en vivo la noticia. Lo que parecía impensado sucedió, y esto lo digo hablando hablado con muchas fuentes de Ucrania», comentó.

«Parecía impensado un ataque de esta magnitud. Primero estuve en la frontera con Polonia donde vi el éxodo de la mujeres solas, mujeres de mi generación que tuvieron que dejar atrás a los padres de familia. Juntaron la fortaleza que les quedaba y los pocos petates que se pueden llevar en un camino tortuoso para llevar a sus hijos a un sitio seguro. El destierro es una forma de tortura atroz. Intentamos con el equipo hacer un periodismo humano», aseveró Carolina.