Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Nuevo informe del FMI sobre la Argentina: qué pasará con la economía

El documento revela las proyecciones sobre el crecimiento económico del país y la inflación.

<


El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a mejorar las perspectivas de crecimiento para la Argentina este año. Lo hizo a través del informe de expectativas donde dejo un escueto guiño a la administración de Alberto Fernández y, en particular, del ministro Martín Guzmán en medio de la crisis interna del Frente de Todos. Además, es el segundo guiño del organismo en un puñado de horas. 

En su nuevo pronóstico, el organismo multilateral de crédito espera que la economía local crezca un 4% este año, lo que significa un aumento de un punto porcentual respecto a las últimas previsiones. En tanto, para el 2023 se incrementó un 0,5% y ahora se prevé que el próximo año la expansión será del 3%. De este modo, Argentina queda como el segundo país de la región con mayor proyecciones detrás de Colombia. 

Qué pasará con la inflación

Respecto a la inflación, desde la sede del organismo en Washington precisan que el aumento de este año se posicionará en torno al 48%. Es decir, más de diez puntos por debajo de lo que proyectan las consultoras privadas. Sin embargo, el acuerdo firmado por Martín Guzmán habla de modificar la meta a raíz del escenario global por lo que podría crecer. En tanto, para el 2023 se prevé que la inflación caiga al 43,5%. 

No obstante, las mejoras de las perspectivas despiertan sonrisas leves en el Gobierno debido a que, en el mismo informe, el FMI subraya que “la guerra (en Ucrania) hace retroceder la recuperación global”. Además, esta gota de optimismo llega en un tenso momento del Frente de Todos con el ministro de Economía fuertemente cuestionado por la vicepresidenta Cristina Kirchner. 

Este lunes el presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán anunciaron que enviarán al Congreso un proyecto para aprobar un nuevo impuesto. Se trata de la creación del aporte contributivo de la renta extraordinaria que afectará a los sectores productivos que incrementaron sus ganancias por el efecto de la guerra en Ucrania.

En paralelo al anuncio en Casa Rosada, el Gobierno nacional recibía una buena noticia desde Washington. El economista del FMI, Jean-Marc Natal, publicó un informe donde subraya la importancia de redistribuir las ganancias. «El principio general de las finanzas públicas es que debes encontrar dónde están los recursos e intentar compensar a quienes más sufren», dijo.

En este marco, consideró que aquellas empresas que aumentaron el patrimonio durante el último tiempo paguen un impuesto adicional para asistir a las perjudicadas. Se trata de la segunda señal positiva que llega al Palacio de Hacienda en horas complejas por la crisis interna del Gobierno.