Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Moria Casán
Moria Casán

ESPECTÁCULO

«Nunca fui amiga»: Moria Casán contó lo que vivió trabajando con Susana Giménez

La diva recordó los momentos más divertidos que atravesó junto a la rubia, aunque dejó muy en claro cómo era el vínculo que tenían.

Tajante, sin filtros ni tapujos. De esta manera se mostró una de las artistas más reconocidas, queridas y emblemáticas del mundo del espectáculo de nuestro país, como es el caso de Moria Casán. Y es que la madre de Sofía Gala estuvo presente en «Socios del Espectáculo«, el programa que llevan adelante Adrián Pallares y Rodrigo Lussich a través de la pantalla de Canal Trece.

Delante de cada uno de los integrantes del ciclo, contó cómo era su vínculo con Susana Giménez cuando trabajan juntas, luego de que le preguntaran si eran buenas compinches. «Muy buenas, a Susana le gusta mucho el juego. Y cuando estábamos en camarines, recuerdo que me enseño un juego que se llamaba ‘El jodete’», contestó ella.

«Jugábamos mucho, porque Porcel llegaba siempre tarde. Por ejemplo, él tenía una manía que, si nos citaban a las 11 de la mañana, se aparecía tipo 2 de la tarde. ¡Pero cada vez que se atrasaba, inventaba una historia tremenda! Siempre chocaba a alguien con el coche, que era hija del gerente de la gaseosa, nunca chocaba a una empleada pública», señaló Moria Casán.

Sin embargo esto no fue todo, ya que continuó dando más detalles. «¡Historias así, divinas! Una vez con La Su decidimos llegar dos horas más tarde, pero igual él llego más tarde que nosotras. Pero bueno, todo divertido, hemos sido buenas compañeras. Pero hoy no tengo trato, nunca fui amiga de Susana«, sentenció la morocha.

Sobre su programa

Además, Karina Iavícoli le preguntó si las historias que se venían en su ciclo eran verdaderas. «Juro que nunca pregunté. Primero, que llegaba al canal y nunca en mi vida vi quiénes iban a venir hasta ese momento. Nunca pregunté antes qué había. Venía la productora y me decía cuál es la historia de hoy. ‘Viene una mujer con un hombre que esto y aquello’. Solamente, lo que yo le preguntaba es: ‘¿tienen dientes?’. Porque algunas veces, pobre gente, llegaban sin dientes. Y yo mandaba a comprar dentaduras», sentenció Moria sorprendiendo a todos.