Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Eduardo Salvio
Instagram Sol Rinaldi

BOCA JUNIORS

Sol Rinaldi, la nueva novia de Salvio, declaró ante la Justicia sobre Magalí Aravena: «Se subió al capot»

La novia del futbolista de Boca contó qué fue lo que pasó con la exmujer del «Toto» la semana pasada. Todos los detalles.

<

Magalí Aravena denunció a Eduardo Salvio ante la Justicia y lo acusó de atropellarla tras una discusión entre ambos en Puerto Madero. El hecho ocurrió el jueves de la semana pasada y todavía tiene fuertes repercusiones para el futbolista de Boca. Tras la declaración del jugador, ahora fue el turno de Sol Rinaldi, su novia, de presentarse ante los jueces y dar una declaración sobre la expareja del crack: «Se subió al capot».

Sol está de novia con el «Toto» hace un tiempo y fue la que desencadenó la bronca de Aravena con una publicación en su cuenta oficial de Instagram. Tras subir una historia de Salvio haciéndole un asado, Magalí estalló de bronca y ahí inició la historia. «A los cinco minutos que subí la foto a Instagram, Salvio recibió el llamado. No aparecía y a los 30 minutos apareció blanco y dijo que se tenía que ir», contó Rinaldi.

«Hablaron y Magalí le dijo que saque a la puta del departamento, refiriéndose a mí, y que iba a caer con los nenes y los iban a ir a buscar«, continuó Sol con su relato de los hechos. «Fui a mi auto para irme a mi casa, pero llegó mi prima, desesperada, y me contó que apareció de frente Magalí y se subió al capot y que empezó a pisar el vidrio y que decía… ‘Salí Solcito, vení acá'», agregó.

La declaración de Salvio

El mismo jueves en el que explotó la noticia, Salvio se presentó ante la Justicia junto a su equipo de abogados y dio su declaración. «Al inicio del video se ve una figura caer, es ella que después de dar tres patadas, saltó hacia atrás. Ella saltó, no se cayó. Cuando ella saltó di marcha atrás para irme y ella vino corriendo hacia el auto, al costado de la ventana de atrás del lado derecho», sostuvo.

«A eso de las cuatro de la madrugada recibí mensajes de Magalí amenazándome. Diciendo que todavía no había ido a lo penal, que si yo daba un paso en falso iba a ir en contra de mi persona. Me llamó y me dijo que la atropellé, que la lastimé, que la quería matar y yo le aclaré que nunca fue así», contó Eduardo. Y agregó: «Ella me dijo que solo podía estar con ella, que quería que estemos los cuatro y que no podía aceptar que estuviera con otra mujer».