Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rodrigo Lussich
Rodrigo Lussich

ESPECTÁCULO

«Todavía»: Rodrigo Lussich habló de su casamiento postergado

El periodista se encuentra en pareja desde hace años, y si bien siempre intenta proteger su vida privada, esta vez dio detalles al respecto.

<

Un momento realmente inesperado fue el que se vivió en Canal Trece, más precisamente en “Socios del Espectáculo”, el programa que lleva adelante Rodrigo Lussich junto a Adrián Pallares todas las mañanas. Y es que en medio de una nota con Marcela Tauro, la periodista le preguntó a su colega sobre sus deseos de casarse con Juan Pablo, su novio.

“Escuchame ¿Vos por qué cambiaste la fecha de casamiento? ¡Me podés explicar!”, comenzó lanzando la panelista de “Intrusos”. Lejos de quedarse callado, el conductor bromeó con el tema. “¡Gracias por todo, Marcela!”, aseveró siempre fiel a su estilo. “¿No tendría que haber dicho eso?”, volvió a señalar la rubia ante la reacción del uruguayo.

Fue en ese momento, cuando Rodrigo Lussich tomó la palabra y explicó lo sucedido. “No, está bien, en su momento nos íbamos a casar con Juampi, después vino la pandemia… y la verdad es que después no pusimos fecha… pero estamos viéndola, todavía no la pusimos… cuando la tenga te la paso… ¡Gracias por todo!”, finalizó delante de sus compañeros.

Su historia familiar

Hace algunos meses atrás, cuando aún era conductor de Intrusos, Lussich abrió su corazón como nunca antes, y habló de su familia. “Hay mucha teoría pedagógica acerca de si los padres tienen que ser amigos de los hijos o no. Yo, de mis viejos, a lo largo de estos 49 años he sido amigo, compinche, hijo. Mi mamá, mi socia, mi compañera, la que está siempre conmigo. Hemos pasado momentos duros, como cualquier familia”, afirmó.

“Nos ha salvado el amor, la libertad y el querernos mucho. Podremos haber tenido más o menos guita… Vendimos café cuando llegamos a la Argentina, mamá empezó a preparar café, lo puso en una olla y había que salir a venderlo. Mamá hacia tres o cuatro viajes por día. Yo también iba a vender café con los termos. Y mamá siempre paró la olla. Te amo, mamá”, finalizó.