Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

Así fue el homenaje de Alfredo Leuco a Marcos Mundstock

El comunicador le dedicó unas palabras sentidas al integrante de Les Luthiers en una jornada especial.

Más allá de la agenda enfocada en el ámbito político, Alfredo Leuco suele referirse a a otros tópicos en sus editoriales. Por ejemplo, en una emisión reciente por Radio Mitre, el comunicador se refirió a Marcos Mundsotck en el día que cumpliría 80 años y decidió destacar su trayecto personal y profesional con cariño

Tras charlar con algunos integrantes Les Luthiers en su ciclo, Leuco confesó: «Yo había sentido en mi corazón la presencia de Marcos Mundstock y de Daniel Rabinovich. Son dos de las personas que más extraño. Incluso Roberto recordó que ayer el querido Marcos, hubiera cumplido 80 años. Y yo me prometí recordarlo. Marcos nació en Santa Fé, un patriótico 25 de mayo de 1942».

«Desde que falleció, la Argentina tiene muchas lágrimas más y un genio menos. Seguramente está instalado en el cielo de la alegría. La estuvo peleando como un guerrero durante más de un año, pero, finalmente, su cuerpo dijo basta», añadió y remacarcó: «Me pongo de pie para nombrarlos, queridos Luthiers: Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich que en los escenarios del paraíso descansen y no se cansen de hacer travesuras bajo la dirección de su fundador, que también partió hace tiempo, Gerardo Masana».

Más adelante, el conductor añadió: «Son maestros que predican con el ejemplo, no con el dedito levantado y sin bajar nunca una bandera y de la mano de Lino Patalano. Por eso le digo que me gustaría tener un país Les Luthiers. Un país edificado por todos a su imagen y semejanza, dónde construyamos nuestros propios instrumentos para ganarnos la vida con la frente alta».

«Y las manos limpias y que por eso seamos respetados y muy bien recibidos en cualquier país del mundo y muy bien recibidos en cualquier país del mundo. Un país en el que todos los argentinos cantemos la misma melodía y celebremos la vida con la alegría que no teme ni ofende, como la verdad», dijo para terminar.