Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Florencia de la V

ESPECTÁCULO

Florencia de la V lanzó una reflexión: «La identidad es un fenómeno mucho más profundo»

La famosa habló de una fecha de importancia para un sector de la sociedad argentina.

<

A pesar de llevar adelante uno de los programas clásicos América TV, Florencia de la V se mantiene activa en redes sociales. Por ejemplo, en un posteo reciente la conductora Intrusos se refirió a la importancia que tuvo para ella, y todo un sector, la sanción de la Ley de Identidad de Género una década atrás.

Tras lo mencionado, la actriz expresó: «La familia, la religión, la escuela primaria son instituciones que no elegimos, pero pueden marcar nuestra vida para siempre. Al nacer, padres y madres seleccionan un nombre según la genitalidad de lxs bebés. No siempre nos gustan sus elecciones y nada tiene que ver con el género: conozco muchas personas que usan su segundo nombre, un apodo o un seudónimo».

«Hace muchos años, se estilaba elegir los nombres del almanaque, algo que ¡parece de la prehistoria! ¿Quién usa almanaque en la actualidad? Además, los nombres podían ser hermosos o tremendamente horribles. La religión también hizo lo suyo los nombres bíblicos: fueron furor en una época. Con la televisión y las telenovelas, llegaron los nombres de los personajes y con el fútbol, los de nuestros ídolos. La identidad es un fenómeno mucho más profundo que un nombre lindo o feo», agregó.

Asimismo, manifestó: «Durante muchos años, llevé un nombre en mi DNI que no me representaba. Crecer como ciudadana sin acceso a derechos, te hacía creer que no eras merecedora de nada. Yo fui la primera mujer trans en obtener su DNI sin necesidad de ser expuesta a pericias psiquiátricas, exámenes médicos ni otras vejaciones que tan lejos están del respeto por la dignidad de las personas. Fue por un amparo judicial, una estrategia de la federación LGBT, las chicas de ATTTA para que el proyecto de Ley de Identidad de Género se instale en la opinión pública y así fue».

Para finalizar, Florencia de la V estableció: «Convertirme en una actriz popular me dio ciertos privilegios, uno de ellos era el no necesitar mostrar mi DNI para validar que era yo, para todxs, yo era Florencia De La V. Igualmente, no podía escapar a la incomodidad de llevar un nombre que no me representaba. En los contratos de teatro o televisión, el nombre que figuraba era el de mi documento, y siempre era incómoda la lectura antes de firmarlos. A pesar de los fueros del espectáculo, la falta de derechos me recordaba que seguía siendo una ciudadana de segunda».