Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Federico Bal
Federico Bal

ESPECTÁCULO

Habló la joven que ayudó a Federico Bal en el momento del accidente

La primera persona que le brindó auxilio a Federico Bal en el momento en que se cae el parapente, habló al aire de «Mañanísima».

Carmen Barbieri sigue aún muy consternada por todo lo que le ha tocado vivir a su familia en los últimos días. Es por eso que en «Mañanísima«, su ciclo que se emite por la pantalla de Ciudad Magazine, habló la joven que ayudó a Federico Bal en el momento del accidente. Hay que decir que Federico Bal también le agradeció en todo momento por su ayuda y hasta dice que es un ángel en su vida.

«Mi pregunta es: ¿están veraneando, de vacaciones, que estaban haciendo ustedes ahí?», quiso saber Carmen, quien en todo momento ha agradecido a la mujer por brindarle los primeros cuidados a su hijo. Incluso manifestó que fue su ángel en ese momento tan duro. «La verdad que no sé por qué estábamos ahí. Era porque teníamos que estar», dijo Natalia Cabral.

«Según contó la mujer, en ese momento estaba acompañando a su esposo Hernán, quien es piloto y desde hace un tiempo piensa en volver a la actividad, tras parar un poco por otras cuestiones. En el momento del accidente, ellos se encontraban cerca porque tienen una casa cerca de esa zona, a la cual le están haciendo algunos arreglos. Y fue allí cuando vieron lo que pasaba.

«Para mí como piloto en ese momento vi que las condiciones no estaban dadas. La pista es medio limitada. Entonces me acerqué como cholulo. Se necesita una cierta velocidad de viento y si no tenes eso entonces una pista con unas condiciones…y esta es una pista medio corta», expresó Hernán, el esposo de Natalia.

«Me salió de adentro. Nosotros pensábamos que iba a salir todo perfecto. Los días anteriores vimos dos o tres vuelos y salieron perfectos. Yo no tengo ningún tipo de conocimiento (en relación a hacer el torniquete que ella le aplicó a Fede). Yo estaba a metros y cuando se dio vuelta el carro lo primero que me salió fue correr. Encima veía que la hélice seguía girando y eso es muy peligroso. Había mucha sangre. Todavía se me pone la piel de gallina cuando lo hablo», contó la salvadora del hijo de la capocómica.