Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Federico Bal

ESPECTÁCULO

«La mejor mamá que la vida pudo darme»: Fede Bal le agradeció a su madre por el apoyo que le dio

El joven, que sufrió un fuertísimo accidente mientras grababa en Brasil para Resto del Mundo, destacó el accionar de Carmen Barbieri.

<

La familia Bal es una de las más conocidas, queridas y respetadas del mundo del espectáculo argentino. Hace algunos días el mundo del espectáculo quedó completamente paralizado luego de conocer que Fede Bal había sufrido un grave accidente en Brasil mientras grababa un nuevo capítulo de «Resto del Mundo». Esta tarde, el hijo de Carmen Babrieri le agradeció públicamente por el apoyo que le dio en medio de su internación.

«¿Como no amar a la mejor mamá que la vida pudo darme? Ayer en @restodelmundo13 tuvimos un programa distinto, en medio de mi internación por el accidente le pedí a mi vieja q me cubra y haga algunas notas que teníamos programadas. A pesar de su cansancio y preocupación por mi salud, no pudo negarse», comenzó escribiendo.

«No quiero imaginarme lo que debe ser q se accidente un hijo y mas teniendo que caretearla grabando unos contenidos por pedido mío. Ella es mi persona preferida. ¡Les dejo el link del programa en mi bio por si no lo vieron! Gracias a todos por los lindos comentarios, que tengan una hermosa semana, ¡sean felices!», concluyó el novio de Sofía Aldrey.

La descabellada parada que hizo la ambulancia de Fede Bal: «¿Querés bajar al baño?»

Luego de ver el fuerte golpe que sufrió, en el cual su brazo resultó ser gravemente fracturado, una ambulancia llegó para trasladarlo desde Paraty a Río de Janeiro pero antes de llegar a destino tuvo que hacer una inesperada parada. «Fede, paramos a cargar nafta», se escucha como avisa uno de los conductores, por lo que Fede Bal respondió con humor: «Traeme un alfajorcito».

Pasados algunos minutos, el conductor de «Resto del Mundo» comenzó a impacientarse. «¿Falta mucho?», le preguntó Fede a los enfermeros que viajaban junto a el en el interior de la ambulancia que le respondieron también entre risas: «Dos horas veinte. ¿Querés bajar al baño Fede?». A continuación, Fede continuó relatando la situación.