Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Tartu
Captura de TV.

RIVER PLATE

La polémica frase de Tartu contra el River de Gallardo: «Si no es ayudado con el VAR no existe»

El periodista aprovechó el traspié en la Copa de la Liga para atacar al Millonario una vez más.

<

Sorpresivamente River quedó eliminado ante Tigre en los cuartos de final de la Copa de la Liga y, como era de esperarse, muchos periodistas salieron a atacar al equipo de Marcelo Gallardo. Y el que aprovechó fue Tartu, quien soltó una polémica frase en TyC Sports, donde le dio con de todo al Muñeco, según recopiló el sitio Soy del Millo: «Si no es ayudado con el VAR no existe».

«Hay algo que se está empezando a caer: el relato. El dato mata al relato. Por ejemplo, te doy un dato: Gallardo ganó una de las últimas once ligas argentinas que disputó. El Leicester ganó una de las últimas once Premier League que se disputaron. ¿Vos escuchas a Gary Lineker diciendo que Leicester es el mejor equipo del ámbito local? No», comenzó Tartu su discurso.

Y luego agregó: «Acá sucede permanentemente. Un equipo que gana una de once ligas es permanentemente catalogado como el mejor equipo de Argentina. No lo es y nunca lo fue. No hay manera de que podamos pensar en que River ha jugado bien permanentemente, y ayer se vio. Si no es ayudado con el VAR, con un penal o con una expulsión, River directamente no existe«.

El insólito reclamo de Tartu por la Intercontinental de River

Como suele ser habitual, el periodista queda en el ojo de la tormenta por sus dichos en contra de River. Y hace algunas semanas provocó la bronca de todos los hinchas contra él tras sus polémicas declaraciones y el insólito reclamo que hizo: «El Millonario le ganó al Steaua Bucarest, un equipo de soldados rumanos. Esa Copa no deberían contarla, es una vergüenza«.

Más allá del intento de desprestigio de TartuRiver sabe la clase de rival que tuvo enfrente: el Steaua Bucarest, que además de ganar la Copa de Campeones de Europa frente al Barcelona, llegó a alcanzar en esa época un increíble invicto de 106 partidos sin conocer la derrota. Y gracias a una viveza del Beto Alonso que Antonio Alzamendi cambió por gol, el Millonario se trajo de Japón la primera Copa Intercontinental de su historia.