Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Estelita Muñoz
Estelita Muñoz

ESPECTÁCULO

«Me salvé de milagro»: Estelita, la ex de Luis Ventura, atravesó un difícil momento

La rubia decidió dar a conocer detalles de una dramática situación de tuvo lugar en su hogar.

Fuertísimo. Así fue lo que se vivió en «El Run Run del Espectáculo», el programa que llevan adelante Lío Pecoraro y Fernando Piaggio a través de la pantalla de Crónica TV. La encargada de contar lo que vivió, fue nada más y nada menos que Estelita Muñoz, la exesposa de Luis Ventura, quien dio detalles de un accidente doméstico que por suerte, no pasó a mayores.

«Hace unos días yo estaba en mi cuarto, y encendí un velador que no lo tengo sobre la mesa de noche, sino en la pared, y el respaldar de la cama da justo sobre uno de los veladores… que se ve que calentó el cuero y se empezó a quemar», comenzó manifestando la panelista, ante la atenta mirada de cada uno de sus compañeros de ciclo.

«El humo que largaba me adormeció, no me di cuenta y me debo haber quedado dormida en ese momento. Algo del destino, que yo supongo que es mi madre, hizo que yo me despertara con un fuerte dolor de cabeza… había tanto humo que ni sabía de dónde venía… pero cuando giré la cabeza vi que del respaldar salía humo… no fuego, sí chispas», sostuvo la ex de Luis Ventura.

Duro relato

Mostrándose realmente movilizada, Estelita Ventura fue por más. «Me salvé de milagro, porque estaba como medio paralizada y no reaccionaba, pero después mojé una toalla y la puse sobre el respaldar pero se calentaba. Yo estaba sola, eran como las dos de la mañana. Nunca prendo ese velador. No quería llamar a mis hijos porque no los quería asustar«, comentó.

«Así que saqué el respaldar como pude, y lo empujé a la planta baja. Pensé que me iba a desmayar del humo que iba soltando el respaldo. Lo que pasó, tal vez, es que la bombita era muy potente y estaba demasiado cerca del cuero. Cuando saqué el respaldar al jardín le tiré agua, no es que tenía fuego, pero parecía que se quemaba por dentro, porque salía mucho humo», sentenció.