Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Tamara Pettinato

ESPECTÁCULO

Tamara Pettinato abrió su corazón y confirmó lo que se suponía de su hermano Felipe tras el incendio

La columnista de Bendita TV habló sobre el incidente fatal y también contó algunos detalles de la salud de su pariente.

<

Con mucha angustia tras el incendio que se cobró la vida de Melchor Rodrigo, Tamara Pettinato abrió su corazón y confirmó lo que se suponía sobre su hermano. En el espacio que le dieron en «Radio con Vos, y luego frente a las cámaras de América TV, la panelista se refirió a la salud de mental de Felipe, quien tuvo varios episodios complicados incluso antes de la tragedia.

En primer lugar, la mujer resaltó: «De lo que pasó, no voy a decir nada porque hay una investigación en curso. Sí me sale decir que estoy muy triste». «Que lo que pasó es una tragedia que nadie se la esperaba y que no se pueden imaginar el sufrimiento que hay detrás de todo esto», señaló posteriormente conmovida.

Además explicó las condición actual de su hermano menor: «Está internado, bajo tratamiento y en shock. No puedo contar mucho más, no me gusta tampoco hablar de esto. Es algo que se podría haber evitado si la ley de salud mental fuera de otra manera, si las familias de los enfermos psiquiátricos pudiéramos intervenir antes y no tener que esperar a que pase algo así.

En torno a las complejidades del sistema de salud actual respecto estos casos, Tamara sostuvo: «Nadie queda internado uno o dos años, los sueltan a los 15 días y no sirve de nada. Estuve hablando mucho con la mamá de Chano, me hizo varias recomendaciones porque no sabés a quién recurrir para que te ayuden».

Asimismo, la columnista prometió ayudar a su hermano y confirmó que padece una una patología: «Toda mi vida fue como mi hermanito/hijo y es una persona que tiene una enfermedad. Vos no te enojás con una persona así, ni le voy a soltar la mano. Para él yo soy su enemigo porque tomé la decisión de que lo internen, pero ya pasamos varias veces por esto. Uno tiene que estar convencido de que es por su bien y que algún día lo verá».