Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Organizaciones sociales

POLÍTICA

Desafían a Cristina Kirchner: organizaciones sociales competirán en las PASO 2023

Tras el cruce con la vicepresidente, las organizaciones sociales han decidido crear su propio partido político para 2023.

<


Luego de las críticas de Cristina Kirchner respecto al manejo de lo planes sociales, que están a mano de las organizaciones sociales, le llegó la réplica. Los diferentes espacios, como por ejemplo el Movimiento Evita o Frente Patria Grande, conformarán un partido político para competir en las PASO del 2023 en busca de tener protagonismo en el arco político.

«Después del discurso de Cristina lo que se apuró es la conformación del partido de los movimientos sociales. Van a formar un espacio político y electoral, que no va a ser integrado solamente por el Movimiento Evita», señalaron a NA representantes de esta última organización. Por el momento todavía no está oficializado aunque adelantaron que a lo largo de este año avanzarán con el proyecto.

A su vez, calificaron las declaraciones de la exmandataria como «muy gorilas» y «estigmatizantes«. Los propios dirigentes reconocieron que les sorprendió el mensaje de la vicepresidente puesto que ella es una fiel defensora de los sectores más vulnerables de la sociedad. A pesar de ello, este tema parece haber quebrado el Frente de Todos nuevamente ya que Alberto Fernández los acompañó.

La conformación del partido de las organizaciones sociales

Sobre el partido que armarán, el Movimiento Evita busca realizar la creación de un estatuto propio que le de el sello de partido político. «Se van a presentar candidatos en varios lugares en 2023. El partido se va a ir armando durante todo este año y se va a presentar el año próximo porque la intención es ‘jugar’ en las elecciones», indicaron.

A su vez, aclararon que «si Alberto va por la reelección lo van a acompañar y si no juega van a pedir que haya PASO, donde se presentará un candidato propio». Esto nace a raíz de un «desconocimiento de cómo funcionan las organizaciones sociales, lo que significan y el laburo que dan» a la sociedad de parte de los funcionarios del Gobierno.